Feijóo construye el futuro de A Coruña

|

Feijóo construye el futuro de A Coruña con los presupuestos de la Xunta, al incluir casi 500 millones de euros en varios ejercicios para inversiones clave como el nuevo Chuac (416 millones), la estación intermodal (40 millones) o la fachada marítima (20 millones) y, además, lo hace bajando impuestos. Mientras Feijóo invierte en el futuro de la ciudad, Sánchez nos reduce su inversión en un 28%, se niega a condonar la deuda del puerto, manteniendo la discriminación con respecto a Valencia, e Inés Rey tiene cero euros porque no tiene presupuesto. En este descenso destacan que la ampliación de Alfonso Molina, el Vial 18 o la Cuarta Ronda desaparecen de los presupuestos.


La Xunta va a destinar 250 millones de euros en 2022 para las principales actuaciones para los coruñeses, la mayor inversión anual de cualquier administración en la historia de la ciudad y, además, bajando impuestos.


De estos millones, 153 millones son para inversiones en la ciudad, un 12,1% más que en 2021: nuevo Chuac, intermodal, fachada marítima, centro de salud de Santa Lucía, viviendas sociales o mejoras en centros sociales, entre otras. 16 millones son para inversiones en Vía Ártabra, y polígonos de Morás y de Sabón, que benefician a miles de coruñeses. 80 millones son para las principales transferencias como dependencia, Risga, ayuda a domicilio, menores, escuelas infantiles, ciudad TIC, Ofimático, etc.


Hay que hacer especial hincapié en los 57 millones para bienestar social en la ciudad, otros 11,3 millones para las principales inversiones en sanidad y 5,32 millones más para la tarjeta de transporte metropolitano, que subvenciona más de 7 millones de viajes anuales, de los que un millón son gratis para menores de 21 años. Además, hay 10 millones para cuotas del Ofimático, la construcción de viviendas sociales o el Plan Rexurbe.


Feijóo incrementa el gasto social e invierte en obras que van a marcar el futuro de nuestra ciudad y demuestra que con una buena gestión es posible bajar los impuestos y continuar mejorando los servicios públicos y generando oportunidades para nuestra ciudad.


Enfrente, tenemos una alcaldesa que no tiene presupuesto y que se niega a bajar impuestos, a pesar de haber subido el IBI un 3% nada más llegar. Nosotros seguimos con la mano tendida y estamos dispuestos a negociar un presupuesto para que el ayuntamiento pueda contribuir a construir la ciudad del futuro con la Xunta, la única que demuestra su compromiso.

Feijóo construye el futuro de A Coruña