Enrico Letta vuelve al Parlamento italiano seis años después como gran vencedor

Roberto Gualtieri, en el centro, con Enrico Letta, a la izquierda, y Nicola Zingaretti/EFE/EPA/ANGELO CARCONI
|

El ex primer ministro italiano Enrico Letta, secretario general del Partido Demócrata (PD), la mayor formación progresista del país, regresa hoy al Parlamento, seis años después de dejar la política, y lo hace como líder del centroizquierda y el gran vencedor de las elecciones municipales.


"Es mi segundo 'primer día de escuela': vuelvo al Parlamento después de años y años", dijo este martes Letta, que obtuvo el escaño que había quedado vacante en Siena (centro) en las elecciones suplementarias a la Cámara de Diputados que coincidieron con la primera vuelta de las municipales, celebradas los pasados 3 y 4 de marzo.


El líder del PD, de 55 años, se impuso, con el 48,94 % de los votos, al candidato del centroderecha, Tommaso Marrochesi Marzi, con el 37,8 %.


Letta regresa así al Parlamento del que salió en 2015, cuando renunció a su acta de diputado por un golpe de mano de su entonces compañero de partido, Matteo Renzi, que impulsó una campaña en su contra y le desbancó como primer ministro cuando llevaba menos de un año al frente del Gobierno, desde abril a febrero de 2014.


Tras dimitir como diputado en junio de 2015, Letta se dedicó a la enseñanza y se ocupó de dirigir la prestigiosa Escuela de Asuntos Internacionales de la Universidad de Estudios Políticos de París (Sciences Po).


Hasta que el pasado 12 de marzo, tras las presiones dentro del PD para hacerse de nuevo con las riendas del partido ante las tensiones internas, Letta aceptó presentarse como candidato a la secretaría general de la formación, de la que había dimitido sólo unos días antes Nicola Zingaretti.


"Letta es la prueba viviente de que en este partido una vez se podía trabajar juntos en verdadera amistad y verdadera lealtad", resumió entonces el exlíder de la formación y varias veces ministro en distintos Gobiernos Pier Luigi Bersani.


"No habría imaginado que hoy estaría aquí anunciando mi candidatura para liderar el PD, un partido que contribuí a fundar y que hoy vive una crisis profunda. Lo hago por amor a la política y pasión por los valores democráticos", dijo Letta al aceptar el reto en un vídeo publicado en las redes sociales.


Sólo unos meses después, el secretario general del PD vuelve al Parlamento convertido en el líder indiscutible no sólo de su partido, sino también del centroizquierda, tras la contundente victoria de sus candidatos en las municipales que concluyeron este lunes en varias ciudades del país.


Sus coaliciones se impusieron en prácticamente todas las ciudades importantes en juego, desde Roma a Milán (norte), pasando por Turín, Bolonia (norte) y Nápoles (sur), un resultado que Letta calificó de "victoria triunfal".


"Cuando vine de París para hacerme cargo del PD parecía que era irremediable" que los líderes ultraderechistas Matteo Salvini y Giorgia Meloni "se hicieran con las riendas del país, pero creemos que hay una alternativa", vaticinó a Efe pocos días antes de las municipales, aunque ambos siguen liderando la intención de voto de los italianos en unas legislativas, al menos por ahora. 

Enrico Letta vuelve al Parlamento italiano seis años después como gran vencedor