Los premios de investigación seguirán llevando el nombre de Menéndez Pidal

Menéndez Pidal, durante el rodaje de la película El Cid 1960 | Aec
|

Finalmente el Premio Nacional de Investigación en Humanidades seguirá llevan el nombre del humanista coruñés Ramón Menéndez Pidal. El Gobierno rectifica así la decisión anunciada el pasado mes de marzo, cuando aseguró que iba a modificar la denominación de los galardones, además de reestructurarlos.


Así se deduce de una escueta respuesta remitida en contestación a la pregunta planteada hace más de tres meses por senadores gallegos del Partido Popular Miguel Lorenzo, portavoz de la formación en la comisión de Cultura de la Cámara Alta, Pilar Rojo y Miguel Ángel Viso.


Esta cuestión partió de una orden del Ministerio de Ciencia, que el pasado 29 de marzo anunciaba a través del BOE una reestructuración de los premios que iba a afectar también a su nomenclatura, que pasaría de llevar un nombre propio a ser genérica. De esta manera, Ramón Menéndez Pidal dejaría de denominar el Premio Nacional en el área de Humanidades, lo mismo que ocurriría con Gregorio Marañón en el área de Medicina; Santiago Ramón y Cajal en la de Biología; Blas Carrera en Ciencias Físicas, de los Materiales y la Tierra; Enrique Moles en Ciencia y Tecnología Químicas; Alejandro Malaspina en Ciencias y Tecnologías de los Recursos Naturales; Julio Rey Pastor en Matemáticas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones; Juan de la Cierva en Transferencia de Tecnología; Leonardo Torres Quevedo en Ingenierías y Pascual Madoz en la de Derecho y Ciencias Económicas y Sociales.


Razones

Los tres senadores gallegos preguntaron entonces al Gobierno de Pedro Sánchez por las razones para eliminar de unos galardones con cuarenta años de antigüedad el nombre de científicos e investigadores tan importantes como el coruñés Menéndez Pidal, “objeto de severas críticas en la Guerra Civil por ambos bandos y que incorporó a los estudios lingüísticos y literarios de su país los métodos historicistas europeos, con lo que sentó las bases de la moderna filología hispánica”.


En su respuesta, dicen, el Ejecutivo no aporta motivos sino que se limita a citar una orden ministerial del 13 de septiembre en la que convoca los premios de este ejercicio, que desmiente la emitida en marzo y señala las diferentes modalidades de premios con la misma nomenclatura que tenían hasta ahora.


“Es importante reivindicar en premios tan representativos figuras como la de Ramón Menéndez Pidal y alejarlas de consideraciones que no sean las de la labor investigadora y científica”, explican los tres senadores.

Los premios de investigación seguirán llevando el nombre de Menéndez Pidal