Unos Presupuestos que hipotecan el futuro

|

Los Presupuestos de España para el próximo año se acercan al medio billón de euros. Un milagro que se produce por obra y gracia de los fondos europeos que, en teoría, tendrán que ser usados para relanzar la economía del país. Sin embargo, de esos 458.970 millones que manejará el Gobierno, algo más de la mitad, en concreto 243.074 (el 52,96% del total) se irán en pensiones, pago del paro, funcionarios e intereses de la deuda. Es decir, que tenemos unas cuentas de récord (como le gusta asegurar a Pedro Sánchez), para tapar un agujero de récord y que, para más inri, no para de crecer y crecer. Eso sí, podemos decir que la mayor parte se va en gasto social; al fin y al cabo, pagar el subsidio del paro o las pensiones entra dentro de ese epígrafe. Otra cosa muy distinta es que ese dinero se destinara a cambiar un paradigma que se repite año tras año como esa pescadilla que se muerde la cola e hipoteca nuestro futuro . FOTO: María Jesús montero, ministra de hacienda | ep

Unos Presupuestos que hipotecan el futuro