Los vecinos de O Ventorrillo demandan una marquesina en la parada de bus de Monasterio de Caaveiro

Para del bus de Monasterio de Caaveiro, a la altura de Correos | patricia g. fraga
|

Los vecinos de O Ventorrillo solicitan al Gobierno local una serie de mejoras para el barrio, como la instalación de una marquesina en la para del bus de Monasterio de Caaveiro, en la acera de Correos. Este elemento supondría una gran noticia para los mayores de la zona, tal y como asegura el secretario de la entidad vecinal, Aníbal Rodríguez, y es que, tal y como se encuentra ahora mismo la parada, “no hay forma de resguardarse del sol o de la lluvia”, dice.

El representante de la asociación de vecinos considera que, al tratarse de una calle amplia y abierta, “es muy ventosa y creemos que hay espacio suficiente para su colocación”. El hecho de no disponer de marquesina, además, supone una molestia para “niños pequeños, ancianos y embarazadas”, al no tener dónde sentarse mientras esperan al bus.

En lo relativo a las infraestructuras, Aníbal reconoce que “seguimos pendientes de la instalación de unos pivotes en la calzada de Alcalde Peñamaría de Llano, número 3, ya que es una acera estrecha y hay personas en silla de ruedas con problemas para acceder a la rampa del portal”.



Zonas verdes


Desde la entidad insisten, una vez más, en la necesidad de recordarle al Ayuntamiento que “no se descuide la poda este año”. Señala varias zonas del barrio que, según han notificado, no pueden ser abandonadas. “Nos gustaría que se le dé un repaso a la zona de Cances-A Silva-Penamoa, porque los caminos que se abrieron hace meses están prácticamente cerrados por la maleza”, relatan.

También solicitan el mantenimiento anual de la zona de la plaza de Savador de Madariaga y los árboles del depósito de Emalcsa. Hace unos meses los integrantes de la Asociación de Vecinos del Ventorrillo realizaron una radiografía del barrio y trasladaron su preocupación acerca de la presencia de ratas y víboras en Penamoa-A Silva por el mal cuidado de los terrenos que rodean sus viviendas. Por ello, para evitar su propagación, es tan importante la poda que demandan, ya que la presencia de maleza conlleva estos problemas.

Esta y otras cuestiones ya fueron remitidas a la concejala de Barrios, Diana Cabanas, ya que es el contacto más directo y constante que tienen con el Gobierno local.

A principios de septiembre, la asociación de vecinos se reunió ayer con la Policía Nacional para pedir mayor presencia de agentes en el barrio tras los últimos acontecimientos en A Silva, donde una vivienda fue okupada de manera ilegal, aunque días después se procedió a su desalojo. 

Los vecinos de O Ventorrillo demandan una marquesina en la parada de bus de Monasterio de Caaveiro