Cientos de personas llenan el aforo de San Andrés en su primera noche de conciertos

Kiko Veneno interpretó algunos de sus grandes éxitos para un público entregado | quintana
|

La calle de San Andrés lleva meses cerrándose al tráfico los fines de semana, pero ayer fue la primera vez que se convirtió en el escenario de un concierto casi sorpresa: el que ofreció Kiko Veneno para 600 incondicionales fans que llenaron el aforo.


No fue sin embargo, el veterano artista el que inauguró la calle de San Andrés como espacio de conciertos. Ese honor le correspondió al Garufa Blue Devil Big Band, la banda residente de la sala de conciertos de Riazor, que interpretó de temas clásicos de los años 30 y 40 y que también consiguieron un lleno absoluto del reducido aforo. .


Desde el principio

Kiko Veneno no viajó tan lejos con sus canciones, pero seguramente consiguió evocar muchos más recuerdos del pasado entre el publico, dado que ofreció un repertorio de su carrera, desde 1977 año en el que lanzó el disco “Veneno”. “Volando voy”, Además de sus grandes éxitos, que el público coreó, el artista sevillano también interpretó algunas canciones menos conocidas.


En cuanto a San Andrés, la música seguirá sonando frente al Circo de Artesanos, donde se encuentra el escenario. Esta tarde le tocará el turno a “Cariño”, un trío pop compuesto por tres jóvenes, y “Zenet”, un artista malagueño conocido por su música de fusión, y que actuarán a partir de las ocho de la tarde.

Cientos de personas llenan el aforo de San Andrés en su primera noche de conciertos