El precio de la vivienda nueva aumentará un 8% el próximo año

Anuncios de viviendas en venta en el escaparate de una inmobiliaria | patricia g. fraga
|

Adquirir una vivienda nueva en la ciudad de A Coruña y su área metropolitana será una misión más complicada el próximo año. A la escasez de oferta se le sumará un incremento en el precio del 8%, tal y como prevé la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein).


El precio medio del metro cuadrado de la vivienda nueva en la urbe se sitúa en 2.650 euros, aunque desde la federación apostillan que “hay muy poca”. Es decir, la mayor oferta es de vivienda usada. Así, el coste medio de la vivienda nueva y usada por metro cuadrado baja hasta los 2.200 euros. ¿Y por qué aumentará todavía más el precio? Desde Fegein lo tienen claro, y es que esto se debe a la subida del valor del suelo, de los materiales de construcción, costes laborales y de cotización.


“Las ciudades de A Coruña y Vigo y sus áreas metropolitanas necesitan más obra nueva ante una pujante y progresiva demanda”, considera el presidente de la patronal, Benito Iglesias. Fegein expone que, en el tercer cuatrimestre de este año, hay un total de 44.200 viviendas en venta en el circuito de comercialización gallego. Por provincias, A Coruña registra 16.500; Pontevedra, 14.200; Ourense, 7.500; y Lugo, 6.000. Por ciudades, Vigo se sitúa a la cabeza del ránking, con 4.800 viviendas (nuevas y usadas). Le siguen Ourense, con 3.200; A Coruña, con 2.600; Ferrol (1.750); Lugo (1.500); Santiago (1.450); y Pontevedra (1.100).


Pese a la baja oferta, la crisis del sector derivada de la pandemia ya ha pasado. Así, desde la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias señalan las causas de la reactivación y perspectiva positiva para el primer semestre de 2022: una demanda embalsada por las restricciones de movilidad y el aumento de la incertidumbre económica; un cambio de preferencias hacia viviendas más grandes; exceso de ahorro; y aumento del precio de los alquileres en los últimos cinco años.


Cambio de tendencias

“El aumento del interés por zonas metropolitanas o municipios cercanos a grandes urbes es sólido y constatable”, dice Iglesias.


Esto “es positivo en todas las vertientes”, ya que “si a lo largo de 2020 no sabíamos calibrar si era una tendencia pasajera, ahora se puede decir que la adquisición de una propiedad nueva es la línea de comercialización que cotiza al alza”, concluye.

El precio de la vivienda nueva aumentará un 8% el próximo año