El compañero Felipe

|

Sin duda la celebración del próximo congreso del PSOE va a ser importante entre otras cosas por la presencia del ex presidente Felipe González. Hace unos meses una persona cercana al ex Presidente me comentaba que a este le estaban “cortejando” desde la Moncloa.


Y apuntaba mi interlocutor las razones: “Quieren, entre otras cosas, que Felipe acuda al próximo congreso del partido y que Sánchez se pueda hacer una foto de “unidad”, que le acompañen en el escenario los ex presidentes. Cree Sánchez que eso le ayudará en las próximas elecciones”.


Que Sánchez no es tonto es evidente, asi que no me extrañó lo que me contaban. Si Sánchez se presenta en el congreso del PSOE haciendo creer a los militantes del partido que se han cerrado las heridas de antaño y que quienes antes no le eran afines sin embargo ahora le apoyan, pues que duda cabe que como operación de imagen será un éxito. Mi interlocutor sin embargo se preguntaba si González aceptaría la invitación. Y es que González siempre ha sido un militante leal con su partido. Lo fue en el pasado, lo fue cuando ejerció como Presidente, y lo es en el presente.


En realidad Felipe González nunca ha dejado de ser para los suyos el “compañero Felipe”. Hace unos meses la Fundación de Felipe González me pidió un texto para un libro. Tuve la oportunidad de estudiar algunas de las cartas que recibía el entonces Ppresidente, cartas que le remitían a la Moncloa dirigidas al “compañero Felipe”. Y eso es lo que siempre ha sido en el PSOE: el compañero Felipe. A poco que se conozca al ex presidente no hay duda de sí que si su partido le necesita, si le dicen que puede ser útil, estará donde le pidan porque es lo que ha hecho a lo largo de las últimas décadas. Claro que González es González y por tanto no se morderá la lengua a la hora de dar su opinión sobre las cuestiones que le preocupan. Lo hará de forma críptica, en eso es un maestro, pero lo hará. Les confieso que, siempre me han parecido que esos espectáculos de unidad, esos congresos o convenciones que son pura propaganda cara a la galería son pan para hoy y hambre para mañana. Pero supongo que los expertos en propaganda política creen que estos espectáculos son útiles y por eso los montan aunque se termine viendo el cartón piedra.


Pero por lo pronto Sánchez se apuntará un tanto aunque es un tanto que no le cuesta nada, puesto que aunque él no lo sepa, su compañero de partido, González, siempre será un militante leal al PSOE.

El compañero Felipe