Los comerciantes piden reunirse con el Ayuntamiento para decidir la colocación de las luces de Navidad

Luces de Navidad en María Pita, en diciembre del 2020 | pedro puig
|

Los comerciantes de la ciudad esperan reunirse con el Gobierno local a corto plazo para tratar de forma conjunta la colocación de las luces de Navidad, una demanda que ya solicitaron en años anteriores y que no llegó a cumplirse. Para el sector se trata de un encuentro primordial, ya que cada año aseguran que las diferentes zonas comerciales de la ciudad, además del centro, necesitan el empujón que produce para las ventas la decoración navideña en sus calles.


“Hay zonas en las que en los últimos años no se pudieron luces y no sabemos si este año habrá una ampliación. Desde las asociaciones estamos esperando a ser convocados para esta reunión, de forma que podamos aclarar los puntos de luz, pero sobre todo dónde se ubicarán”, asegura el presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), José Luis Boado. El tesorero de la misma asociación, Abel Caballero, resalta que hasta ahora “no tenemos ningún tipo de información sobre el tema”, aunque sí que mantiene su esperanza de que “cuenten con nosotros, porque se necesitan mejoras y tenemos que estar presentes”.


Caballero indica, además, que esta decisión tendría que ir de la mano de la concejalía de Comercio, capitaneada por Diana Cabanas, una representante a la que tanto las asociaciones comerciales como los vecinos se mantienen muy unidos, ya que siempre resaltan su buena gestión. “Este asunto ahora lo lleva Infraestructuras, como ya ocurrió el año pasado, pero tendrían que ponerse de acuerdo y contar con los diferentes agentes para impulsar el comercio local”, dice.


Desconfianza

Jesús Meizoso, vocal de la Junta Directiva de la Asociación de Comerciantes de Castrillón, Eirís y Monelos (Acocem) y secretario de la FUCC, sin embargo, no se muestra muy optimista hasta el momento. “No tengo demasiadas aspiraciones a que de repente cambie la gestión y se organice a tiempo para cumplir todas las demandas de las asociaciones de comerciantes”, considera.


Esta desmotivación se produce a raíz de que el año pasado, tal y como subraya, “se nos dijo que se organizaría la ubicación de las luces de Navidad a partir de verano, pero seguimos sin saber nada. Una de las cosas que tienen que hacer es mejorar la coordinación de las concejalías de Infraestructuras y Comercio, que es la que recibe directamente nuestras peticiones”.


Los comerciantes no son los únicos que se interesan por este asunto, y es que los vecinos de la periferia muestran todas las Navidades su enfado por la falta de luces en sus barrios, al contrario que en el centro de la ciudad. Esta misma semana el presidente de la asociación de vecinos de Matogrande, Esteban Velasco, reconocía estar pendiente de la decisión del Gobierno local.


Elviña, Os Mallos, O Birloque, Pedralonga y O Ventorrillo son otros de los ejemplos de distritos que, de forma anual, denuncian el abandono y la escasez de ornamentos en sus calles.

Los comerciantes piden reunirse con el Ayuntamiento para decidir la colocación de las luces de Navidad