El gobernador de California declara el estado de emergencia tras un vertido de medio millón de litros de crudo

Vertido de crudo frente a las costas californianas
|

El gobernador del estado de California, Gavin Newsom, ha declarado el estado de emergencia para liberar los recursos necesarios para hacer frente a un vertido de más de medio millón de litros de crudo frente a las costas californianas.


"El estado se está moviendo para reducir la burocracia y movilizar todos los recursos disponibles para proteger la salud pública y el medio ambiente", ha indicado Newsom en un comunicado.


La declaración de emergencia afecta al condado de Orange, el más golpeado por el vertido de más de 540.000 litros de crudo, que han quedado esparcidos a lo largo de aproximadamente unos 40 kilómetros de costa.


"A medida que California sigue liderando la transición de los combustibles fósiles hacia energías renovables para combatir la crisis climática, este incidente sirve de recordatorio de los enormes costes que acarrea para nuestras comunidades y el medio ambiente este tipo de combustibles", ha señalado Newsom.


El vertido tuvo lugar el fin de semana, cuando el equivalente a 3.000 barriles de petróleo se derramó en aguas del Pacífico desde la plataforma Elly, operada por la empresa Betta Offshore, lo que provocó el cierre de las playas que se encuentran entre Dana Point y Huntington Beach.


Por su parte, Katrina Foley, miembro de la Junta de Supervisión del Condado de Orange, ha lamentado las graves consecuencias que puede acarrear el incidente: "el petróleo se infiltró en los humedales de Talbert y causó daños importantes".


El gobernador de California declara el estado de emergencia tras un vertido de medio millón de litros de crudo