La reactivación de Alu Ibérica pasa por un nuevo contrato de energía

El comité de empresa se reunió con la corporación municipal durante casi dos horas | patricia g. fraga
|

La Corporación municipal se reunió ayer con el comité de empresa de Alu Ibérica (la antigua Alcoa) para transmitirle su apoyo en la búsqueda de soluciones concretas ante los tres ministerios competentes (el de Industria, el de Trabajo, y el de Transición Ecológica), así como la Xunta y el Ayuntamiento. Los trabajadores quieren activar la planta por su propia cuenta, una vez hayan conseguido las autorizaciones pertinentes del administrador de la planta, así como un contrato bilateral PPA para reducir e coste de la electricidad.

Juan Carlos Corbacho, presidente del comité, definió la situación como “crítica”: tras la venta de las plantas de A Coruña y Avilés al fondo suizo Parter en un proceso tutelado por el Ministerio de Industria, Parter la vendió a su vez al Grupo Industrial Riesgo, en un proceso plagado de irregularidades. Los directivos de Riesgo fueron detenidos por la presunta despatrimonialización fraudulenta de las factorías.


Inés Rey - alcaldesa

“O noso compromiso é coa industria como motor económico da cidade”


Esto obligó a la Audiencia Nacional a designar un administrador judicial que, al comprobar que no había dinero para pagar las nóminas de septiembre, solicitó el lunes poder acometer sendos ERTES en las dos plantas, la de A Coruña y la de Avilés. “Non nos queda moito tempo que perder–advertía Corbacho nada más salir de la reunión en María Pita– O informe do administrador é malísimo e as condicións, nefastas, pero xa o sabíamos”.

Corbacho recordó que, paradójicamente, las condiciones actuales son buenas para la reactivación de la planta debido al alto precio que están alcanzando las materias primas como el aluminio en el mercado internacional: “Está na mellor situación de todos os tempos”. 



Francisco Jorquera -  portavoz de BNG

“Estamos ante un proceso de desindustrialización que afecta a nosa comarca” 



En cuanto al precio récord de la energía eléctrica, que el representante de los trabajadores reconoció que “non acompaña”, para eso está el contrato bilaterales PPA (un acuerdo o contrato de compraventa de energía por un largo plazo de tiempo). Es lo que solicitarán todos los grupos municipales al Gobierno, de manera que se pueda poner en marcha la fábrica mientras se busca un inversor que sea más fiable que los anteriores..

La reactivación de Alu Ibérica pasa por un nuevo contrato de energía