Detienen in fraganti a Spiderman durante un robo en la calle Estrella

La calle Estrella fue el escenario del robo que frustró la Policía Nacional el lunes de madrugada | pedro puig
|

La Policía Nacional detuvo a un sujeto, de 49 años de edad, cuando estaba perpetrando un robo en un asador en la calle Estrella el lunes a las seis de la madrugada. La rápida actuación de los patrulleros permitió capturarlo in fraganti, tanto a él como a su cómplice, una mujer de 29 años. Ambos cuentan con varios antecedentes por robo y todo apunta a que el varón es Spiderman o La araña, un delincuente especializado en el robo con escalo.


Eran las seis de la madrugada del lunes. El sospechoso había conseguido colarse por una ventana del primer piso de la calle Estrella, haciendo gala de su proverbial habilidad. Sin embargo, al entrar activó una alarma y el aviso llegó inmediatamente al 091. Al lugar acudió inmediatamente un coche patrulla, que descubrió a la mujer en la calle, presuntamente haciendo señas a su cómplice para alertarle.


Spiderman se encontraba sobre la cornisa en ese momento, y estaba a punto de saltar a la calle pero, ante la aparición policial, decidió introducirse de nuevo en el restaurante asador, mientras los agentes abordaban a la sospechosa, que no resultó de gran ayuda. Según parece, dio varias versiones a los policías de lo que estaba haciendo allí, incluido que era una okupa que estaba buscado una casa que allanar. Sin embargo, ninguna de las explicaciones que dio convenció a los agentes, que estaban seguros de que la mujer se hallaba en la calle para alertarle de la presencia de testigos o policía como para recoger cualquier objeto robado que le arrojara desde arriba.


Escondido

Mientras tanto, los policías entraban en el local y lo registraban en busca del sospechoso, que finalmente descubrieron escondido en el interior de uno de los comedores. Comprobaron que no solo había vaciado la caja registradora, sino que se había llevado un ordenador portátil. Encima le encontraron solo parte del dinero, pero el resto fue hallado en la ventana donde los agentes le habían visto en un primer momento.


Spiderman se entregó sin presentar resistencia y fue trasladado a la Comisaría de Lonzas. En cuanto a la mujer, en un primer momento se mostró agresiva con los agentes, que finalmente solicitaron una ambulancia del 061 que la trasladó a la Casa del Mar y de allí, al Chuac. Ambos, pasaron a disposición del juzgado en el día de hoy.


Aunque los robos con fuerza están a la orden del día en A Coruña, son pocos los delincuentes que emplean el método del escalo. Este sujeto, bien conocido por la Policía, y de origen gaditano, es uno de los pocos que demuestran la habilidad para llevar a cabo estos robos.

Detienen in fraganti a Spiderman durante un robo en la calle Estrella