Hace 25 años: Abel Caballero se postula a la Xunta y retraso en el parque de San Pedro

|

El periódico del 21 de septiembre de 1996 llevaba a su portada el abandono de Miguel Indurain de la Vuelta a España, la oferta de Abel Caballero de ser candidato a la Xunta y la evolución del peligro en Bens, donde las grietas se abren un centímetro y medio cada tres horas.


Abel Caballero en 1996. Jorge Leal


Abel Caballero anuncia que quiere ser candidato

El presidente del Partido dos Socialistas de Galicia, Abel Caballero, anunció ayer que cuando se abra en el PSdeG el período de presentación de nominaciones a la Xunta, él presentará su candidatura. Caballero afirmó que la decisión la tomó después de hablar con mucha gente, de dentro y fuera del partido, que le han alentado a dar este paso. Sin embargo, no especificó si entre ellas se encontraba el secretario general de los socialistas gallegos y alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez. Por su parte, el PP ratificará el próximo lunes a Manuel Fraga como candidato oficial.


Basura del vertedero de Bens en el Matadero. Gago.


El desastre de Bens retrasa el parque de San Pedro

Una de las consecuencias del desastre del vertedero de Bens es que el proyecto para el monte de San Pedro ha sufrido un duro varapalo. La obra, presupuestada para la primavera por 3.000 millones de pesetas tendrá que esperar, puesto que los trabajos de restauración del vertedero afectarán también a este proyecto. El alcalde asegura que la situación es dramática y que las grietas detectadas en el basurero miden 140 metros de largo con un metro de ancho. Los primeros días, la abertura crecía dos milímetros cada ahora pero en la actualidad hay un desplazamiento de 1,5 centímetros cada tres horas. Este incremento determinó la paralización de las labores de búsqueda del desaparecido, Joaquín Serantes López, cuyo cuerpo, según presupone el informe forense, se habría descompuesto. Los bomberos han colcado estacas para facilitar las mediciones del desplazamiento y ahora se retoma la actividad en la zona. 


Francisco Vu00e1zquez indemnizu00f3 personalmente a siete vecinos de O Portiu00f1o


Indemnizaciones a los afectados... hasta un chándal

El alcalde de La Coruña formalizó ayer las primeras indemnizaciones a los afectados del vertedero de Bens. "No queremos causar daños irreparables en economías modestas y por ello actuamos con rapidez", afirmó. En total, fueron siete los indemnizados pro un importe de 8.395.000 pesetas. Esta cantidad comprende el abono de seis coches, las herramientas de pesca de una persona, enseres de un vecino, dos equipos de buceo y hasta un chándal. Cinco afectados más cobrarán el lunes, tras haber acreditado sus pérdidas, y otros trece han iniciados los trámites. 


Desalojados del vertedero de Bens en el polideportivo de Riazor en 1996


Paseos de incertidumbre por los fríos pasillos 

Los focos se encienden a las siete de la mañana. Una hora después se sirve el café con leche en vasos de plástico y unos bollitos; nada más hasta la llegada del bocadillo (de fiambre y, si hay suerte, de tortilla o de algo caliente). No cabe la posibilidad de repetir. Los niños que van al colegio no pueden ni aprovechar el refrigerio matinal pues los autobuses parten con celeridad. "No quieren ir; no duermen y están cansados", explica un portavoz del grupo. Ni jabón, ni toallas ni nada. Nada con lo que lavar la ropa y menos dónde tenderla. Los desalojados por el vertedero de Bens hablan de trescientas personas que "sobreviven" en el interior del pabellón. 


Acueducto en el Paseo de los Puentes


Tras los vestigios del "Viaje de San Pedro"

Pocos coruñeses recuerdan ya el "viaje de San Pedro", aunque fue una peregrinación que recorrió las calles de la ciudad durante dos siglos y cesó solo hace treinta años. Los restos de este acueducto que abasteció de agua potable la ciudad desde 1723 hasta 1966 todavía se conservan anónimos o con una identidad transfigurada por la imaginación popular. La fuente de la que partía el acueducto, que todavía se levanta en San Pedro de Visma en la prolongación de la calle Monasterio de Caaveiro, se la conoce en la zona como "fuente romana". El acueducto de cantería recorría Luies de Camoens, la ronda de Outeiro, Almirante Mourelle y la parte baja del Observatorio. Tras cruzar la ronda de Nelle en filaba al actual Paseo de los Puentes y continuaba por la avenida de Finisterre. Atravesando los antiguos barrios de Paño Mouro y Los Cristales (en la zona donde actualmente se alza Fenosa), llegaba a la plaza de Pontevedra, Cordelería y San Andrés, reforzado con las aguas del viaje de Vioño, el primer acueducto de la ciudad, que confluía con San Pedro en Los Cristales. La Ciudad Vieja tuvo que esperar hasta la segunda mitad del siglo XIX para disponer de agua dulce. La fuente del Deseo, en los jardines de Azcárraga, fue la primera con la que contó este antiguo barrio que hasta entonces se surtía con los pozos y aljibe de aguas salobres que todavía conservan muchos edificios en los sótanos. 

Hace 25 años: Abel Caballero se postula a la Xunta y retraso en el parque de San Pedro