La distancia física puede que no sea suficiente

|

Un nuevo motivo de peso para todos aquellos que sueñan con el regreso al teletrabajo después de haber vuelto a la presencialidad: la distancia física de dos metros puede no ser suficiente para evitar el contagio en interiores. Lo dice un estudio de la Universidad de Pensilvania que habla de la velocidad y la longitud a la que viajan los aerosoles y que, además alerta sobre los sistemas de ventilación, que puede que lejos de evitar la transmisión de las partículas cargadas de virus, la favorezca. Igual al jefe de turno no le sirve como argumento para que el temeroso –y responsable– empleado vuelva a la tranquilidad de su hogar, pero por intentarlo tampoco se pierde nada. FOTO: Un edificio público, con zonas de paso delimitadas para evitar el contacto entre personas | efe

La distancia física puede que no sea suficiente