Cuando hablas desde las entrañas

|

Aunque a estas alturas ya nos creemos más bien poco de lo que vemos en según qué programas de televisión, la reacción de Bárbara Rey al saber que una persona cercana a la familia había abusado de su hija cuando tenía cinco años es la de cualquier madre que habla desde las entrañas. Lo que quiere es que el responsable pague, y a ser posible, que sea ella la que se lo haga pagar. Ese “tienes suerte de que no lo supiera en su momento, porque te habría matado” es tan real que podemos imaginar a los espectadores en sus casas dándole la razón. Efectivamente, el agresor tiene suerte. Ojalá se le acabe. FOTO: Bárbara Rey | aec

Cuando hablas desde las entrañas