Hay motivos para que se ilusionen

|

Como los deportivistas ya saben lo que es sufrir y lamentarse por haberse ilusionado cuando todo apuntaba a que la cosa no iba a acabar bien, les toca ser prudentes. Pero es que el inicio de temporada está siendo para enmarcar. En Primera RFEF, no se les olvida –y si no, ya están los celestes para recordárselo, aunque tampoco están precisamente para hablar–, pero histórico en todo caso. Así que, aun a riesgo de que más dura sea la caída, es momento de lucir orgulloso la camiseta y cantar los goles como si fuera una final de Champions. Y que les quiten lo bailao. FOTO: blanquiazules felices | Patricia G. Fraga

Hay motivos para que se ilusionen