El plan de ordenación para los muelles contemplará el soterramiento de al avenida del Puerto

Imagen de la campaña electoral del PP en 2011, con la avenida del Puerto, entonces Alférez Provisional, soterrado
|

El mes pasado, el Ayuntamiento dio un paso adelante a la ora de cerrar el acuerdo con las demás instituciones (y singularmente con la Xunta y la Autoridad Portuaria), respecto a la propiedad de los muelles de Batería y Calvo Sotelo (zona 1) queda por discutir cuánto dinero pondrá cada administración para hacerse con ese terreno (que será en un 75% municipal). Después de lo que consideran un éxito de negociación, en María Pita ya se pueden plantear la ordenación de ese espacio, que consistirá en unir los jardines de Méndez Núñez con los muelles. Eso significa que la avenida del Puerto tendrá que ser soterrada.

En María Pita no sienten ninguna urgencia en llevar a cabo esta obra que, después de todo, no se podría tramitar en este mandato. Pero sí quieren sentar las bases con un plan director de ordenación que se centraría en la zona 1 (y que debería tener en cuenta también la zona 2, que abarca los muelles de San Diego). Es decir, que es urgente el acuerdo, pero no la ejecución. 


Tanto Xunta como Gobierno local tienen que ponerse de acuerdo en sus aportaciones para adecuar Batería



En parte, el Gobierno de Inés Rey considera que las recientes obras en Los Cantones han liberado espacio en centro pero también existe un consenso en María Pita de que debe proyectarse hacia la zona de Batería. En los despachos de Urbanismo se amontonan documentos coinciden en este hecho, lo que implica, necesariamente, alargar el túnel de La Marina para que comience en la plaza de Ourense, y no al final de la avenida del Puerto. En cuanto a los edificios que se encuentran allí, como puede ser la Jefatura de la Policía Nacional, la misma documentación apunta a que sería conveniente derribar algunos.


Negociaciones


De esta manera, se haría realidad el proyecto original que presentó Carlos Negreira durante las elecciones de 2011, las que le darían el bastón de mando al PP. El popular presentó durante la campaña electoral un proyecto que pretendía abrir la ciudad a la bahía a través de un plan dividido en cuatro fases que acabará con la peatonalización en superficie de todas las calles comprendidas entre la plaza de Ourense y La Solana. El primer objetivo pasaba por O Parrote y fue probablemente el más difícil de ejecutar después de los problemas que habían surgido durante el mandato Javier Losada por el hallazgo (en realidad, ya se sabía que estaban allí) de los restos de las murallas de la ciudad. La segunda actuación afectó a la por entonces, avenida de Alférez Provisional, desde la sede de la Autoridad Portuaria, hasta La Solana donde se construyó otro subterráneo para despejar La Marina de tráfico. La oposición calificó las obras de “faraónicas” en plena crisis económica.


Carlos Negreira ya apostó por esa obra durante su campaña de 2011, que llevó al PP a María Pita 



Fue el Gobierno de Xulio Ferreiro quien se encargó de recepcionar las obras del túnel de La Marina. Después, todo el mundo se olvidó que el plan original era que las obras continuarían por los jardines de Méndez Núñez, llegando hasta la plaza de Ourense, en donde se preveía un intercambiador de transportes. Todos esos documentos siguen en el cajón, y el Gobierno de Inés Rey los considera su hoja de ruta.


Negociaciones


Pero eso es a largo plazo. Por el momento, Xunta y Ayuntamiento siguen inmersos en el regateo, tratando de ajustar las cantidades que deberá aportar cada entidad para la adecuación de Batería mientras siga siendo terreno portuario. La postura en este caso del Ayuntamiento es que, dado que no son todavía propiedad municipal, no tienen por qué invertir dinero en ellos. Como la Xunta había anunciado su intención de hacer una inversión, sugieren que se mantenga, algo que no hace muy feliz a la Consellería de Infraestruturas.

Además, todavía queda por determinar qué parte seguirá siendo portuaria y qué parte se desafectará. Fuentes municipales recuerdan que se trata de un tema complejo, que lleva estancando muchos años, pero consideran que las cosas van fluyendo, a pesar de los esporádicos reproches de uno y otro bando, normalmente entre la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y la propia alcaldesa. 

El plan de ordenación para los muelles contemplará el soterramiento de al avenida del Puerto