Un derbi para soñar

El cuadro herculino intentará resarcirse de la derrota el año pasado ante el Celta B en Riazor (1-2) | quintana
|

El RC Deportivo iniciará esta noche (21.30 horas) el camino de regreso al fútbol profesional, en su segunda temporada consecutiva en el tercer escalón del panorama estatal —ahora denominado Primera RFEF—.


Después de un verano en el que han llegado 14 caras nuevas —todavía no está completa la plantilla—, el entrenador Borja Jiménez tiene la responsabilidad de guiar a los coruñeses al éxito en una campaña marcada por las estrecheces económicas y un ERE que ha afectado a futbolistas y trabajadores del club.


El último en sumarse a la corriente deportivista ha sido el exblanquiazul Víctor García, que se incorporó el pasado viernes a la disciplina de grupo y tiene opciones de entrar en la lista de convocados ante el Celta B en un derbi gallego atípico.


Los de Riazor tienen ante sí la oportunidad perfecta de desquitarse de la derrota inesperada (1-2) padecida en la campaña pasada en Marineda; un traspié que ya fue subsanado en la segunda vuelta con un contundente triunfo coruñés en Barreiro en la segunda vuelta del ejercicio 20-21 (0-3).


La pretemporada del RC Deportivo, que se ha saldado con un balance global de tres victorias, dos empates y otras tantas derrotas, siguió generando dudas acerca de la conjunción del equipo, así como en relación a la relativa falta de pegada —uno de los mayores hándicaps de la pasada liga—.


Mientras el técnico Jiménez continúa a la espera de cerrar su plantel con al menos un delantero o extremo antes del cierre del mercado del martes 31, la escuadra coruñesa está obligada a competir al máximo desde este mismo instante.


De este modo, el abulense pondrá en liza sobre el tapete de Riazor lo mejor de una plantilla que solo contará con las bajas por lesión de Valín y Aguirre. Uche, Gandoy y Borges —este con su selección— ultiman su salida del club.


Así pues, bajo palos formará el coruñés Ian Mackay, el que fuese el pasado curso mejor portero de la SmartBank.


En defensa el juvenil Trilli dispone de muchas opciones para ser de la partida inicial en el lateral derecho, mientras que el izquierdo le corresponderá a Héctor Hernández. La pareja de centrales estará integrada por Pablo Trigueros y Borja Granero.


En la medular, para dotar de consistencia al bloque, Álex Bergantiños, De Vicente y Villares integrarán un bastión defensivo muy difícil de vulnerar para el Celta B, concediendo así mismo mucha más libertad de movimientos a los tres jugadores más adelantados: Alberto Quiles por la derecha, William de Camargo por la izquierda y Nicolás Fedor, ‘Miku’, en punta de lanza.


En el banquillo aguardarían su oportunidad para ser desequilibrantes futbolistas de perfil ofensivo como Menudo, Doncel, Víctor García o tal vez los juveniles Yeremay y Noel.


Enfrente, el Depor se topará con un Celta B totalmente renovado respecto al equipo que se quedó a un paso del ascenso a la liga SmartBank.


El preparador Onésimo Sánchez, por su parte, ha trasladado la presión de vencer al Deportivo para el clásico gallego, si bien no renuncia en abolusto a volver a dar la campanada tras un verano sin tiempo para acoplarse en demasía.


Sin duda una de las mejores noticias para el Depor será el retorno a las gradas del coliseo de Riazor de algo más de 13.000 fieles que disponen de entrada para el compromiso.


La mejor entrada desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 será el acicate perfecto para que los blanquiazules sumen los tres primeros puntos del año. Una victoria sería el mejor modo de afianzar un proyecto para retornar a la entidad de la Plaza de Pontevedra al lugar que le corresponde en el fútbol estatal.

Un derbi para soñar