Una vuelta al mundo por mar para estrechar lazos entre países

Los dos navegantes siberianos fueron recibidos junto al Náutico por representantes de diversas instituciones | Pedro puig
|

No son Phileas Fogg, ni pretenden dar la vuelta al mundo en 80 días. La expedición “Russian Ocean Way” estima echar más tiempo en la mar, concretamente dos años, en los que recorrerán, según explicaban ayer los miembros de la expedición, una cuarentena de países a bordo de su característico trimarán.


Los miembros de la expedición rusa, Evgeny Kovalevskiy y Stanislav Berezkin, junto a la coordinadora de esta misión, Yulia Kaliuzhnaya, llegaron ayer a la ciudad y ofrecieron una rueda de prensa en la que explicaron, entre otras cosas, los motivos de su viaje.


Kovalevskiy y Berezkin, acompañados por el presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, el cónsul honorario de la Federación de Rusia en Galicia, Pedro Mouriño, y el vicepresidente primero de la Sociedad Geográfica Española, Javier Alonso-Iñarra, entre otras autoridades, dieron cuenta de los motivos de la circunnavegación.


Se trata, según explicaba Kovalevskiy, tratando de hablar castellano, de una misión “de amistad y de paz”, en la que quieren “estrechar las relaciones” con la gente de otros países.


En este punto puso especial hincapié el ingeniero y profesor de Geografía ruso, al señalar que las relaciones con los representantes de cada país son importantes, pero más todavía lo son con su gente. 


Por eso, repartieron “team bandanas (las bandanas del equipo)” entre los asistentes al acto, además de a más personas, para convertirlas así en “miembros de esta expedición”.


Kovalevskiy explicó, además, que “cualquier persona” puede firmar en el trimarán en el que navegan. 


Habló también de la posibilidad de firmar un llamado “memorándum of understanding (memorándum del entendimiento), con otras administraciones, como universidades.


El ingeniero ruso señaló también la importancia de la naturaleza como motivo de su viaje, ya que otro de sus fines es “hacer del mundo un lugar mejor”.


Ambos partieron de Siberia a principios de julio y el objetivo es dar la vuelta al mundo por mar, recorriendo una cuarentena de países por el camino.


Características del trimarán

Stanislav Berezkin quiso centrarse en aspectos más técnicos, destacando que el trimarán con el que circunnavegan “es único en el mundo”.


Se construyó especialmente para el viaje, está adaptado para una tripulación de hasta cuatro personas y el tramo más largo que hará, sin paradas, será de unas 4.000 millas náuticas.


Berezkin destacó también que quieren emular a los antepasados rusos que emprendieron también una vuelta al mundo por mar, de los que destacó que protagonizaron más de la mitad de las circunnavegaciones.


Problemas y records

El trimarán, no obstante, sufrió daños, que hicieron que el pasado martes se tuviese que quedar en O Vicedo, retrasando su llegada al puerto herculino.


No obstante, ambos navegantes acudieron ayer a la cita que tenían en la ciudad, en la que también destacaron, tal y como aseguró Berezkin, que batirán tres records mundiales, al ser la primera vuelta al mundo en este tipo de embarcación, por la longitud del viaje y por ser la primera vez que se rodee Sudamérica con un trimarán.

Una vuelta al mundo por mar para estrechar lazos entre países