Los bomberos retiran un nido de avispa velutina en la residencia universitaria La Luz

Fotografía de archivo de un nido de velutina
|

Los bomberos municipales acudieron poco antes de las diez de la noche del sábado a la residencia universitaria La Luz, en Elviña, donde se había localizado un avispero de velutina a la altura de un segundo piso. Para llegar hasta el nido secundario (de los más grandes) fue necesario utilizar una autoescalera. Una vez en lo alto, los bomberos rociaron el avispero con un insecticida antes de retirarlo y llevárselo para su destrucción.


Durante el año pasado se alcanzó un pico de intervenciones por nidos de velutinas por parte de los bomberos con 249, una cifra mucho mayor que cualquiera hasta la fecha. A finales de julio, la cuenta era de 47, una cifra idéntica a la de 2016, pero las autoridades están seguros de que la superarán con creces porque todavía queda mucho verano por delante, aunque el mal tiempo haya hecho de las suyas, reduciendo el número de estos insectos que prefieren un clima más cálido. Pero lo que están notando los servicios de emergencia es que los coruñeses se han acostumbrado a esta especie invasora. “Antes nos llamaban y seguían llamando hasta que se lo retirabas.


Ahora te avisan una vez y no vuelven a llamar: han perdido el miedo”, aseguraba un bombero. 

Los bomberos retiran un nido de avispa velutina en la residencia universitaria La Luz