El equipo del Helimer de A Coruña cumple treinta años entre el cielo y en el océano

Una de las tripulaciones del Helimer, junto a su helicóptero, el Airbur H225 | patricia g. fraga
|

La base del Helimer en A Coruña está de enhorabuena; cumple 30 años salvando a la gente en las difíciles condiciones del mar más bravo de todo el litoral español. En todo ese tiempo han salvado a 1.200 personas en situaciones muy desesperadas a lo largo de más de 2.500 misiones. Y para celebrarlo, organizan una demostración el próximo sábado en el puerto con una simulación de rescate en el que también intervendrá un avión de apoyo, un acto al que está invitada toda al ciudadanía a la una de la tarde frente a O Parrote.


A lo largo de estos 30 años, el Helimer Galicia se convirtió en una institución. Llegó en el año 91 cuando todavía no existía siquiera Salvamento Marítimo, y hasta el 2015, ese fue el helicóptero que salvó las vidas de los marineros en peligro. Los primeros rescatadores contaban con menos medios y menos tecnología, pero el mar era el mismo. “Mar Egeo, Prestige, Se enfrentaron a muchos peligros”, señalan.


Hoy en día, la de Alvedro es la base mejor equipada de España. Es la única que posee dos helicópteros, incluido el Airbus H225, mucho más rápido, grande y potente que el Sikorsky S61. Pero sobre todo, Salvamento Marítimo se enorgullece de su plantilla, cerca de 50 hombres (y dos mujeres) entre pilotos, rescatadores, operadores de grúa y mecánicos.


Hacen juntos turnos de doce horas, de día y de noche. “Los 365 días del año, las 24 horas”, sentencia Fernando Rivera, jefe de la base, que lleva en este destino 14 años. El rescatador Hugo Rey explica que “somos como una familia. Aquí pasamos festividades, vemos crecer a los hijos de unos y de otros... El vínculo es enorme y por eso es un servicio tan sumamente especial. No solo por el hecho de rescatar a las personas sino por la alta calidad humana”


El veterano comandante Ricardo Rey comenta: “Todos tenemos confianza en el rol que cumple el otro. Es un sistema de engranajes que funciona bastante bien y los resultados saltan a la vista”. Juntos rescatan gente desde la ría de Vilagarcía hasta Ribadeo pero más a menudo, se adentran en el océano más de 200 millas. Se han dado aso en que se ha habido que sacar a toda la tripulación de un barco en problemas como el caso del “Blue Star” en 2019 cuando se rescató a 27 personas, un récord en los anales de Salvamento Marítimo. Las misiones de esta base tienen nombres de barco como el “Modern Express”, el “Prestige”, el “Mar Egeo”. “Te tiene que gustar meterte en este tipo de situaciones. Han tensión, pero está controlad ”, reconoce Dopazo. A cambio, reciben el aprecio de todos. Rivera recuerda como la Cofradía de Corme les invitó a ser pregoneros de su fiesta tras salvar a un percebeiro: “Queremos que vengáis porque vosotros sois nuestro ángel de la guardia’, nos dijeron. Nos hicieron sentir un cariño enorme”.

El equipo del Helimer de A Coruña cumple treinta años entre el cielo y en el océano