Un final que estaba más que cantado

Afganos dejando su país a través de la frontera con pakistán | efe
|

Un documento interno de la inteligencia norteamericana revela que hace un mes ya sabían que Afganistán caería en manos de los talibán en el momento en el que las tropas extranjeras salieran del país. Por mucho que el presidente Biden asegure que no se podía prever el caos en el que se ha sumido el país, la realidad es que ni tan siquiera hacía falta un informe para imaginarse lo que ahora mismo está sucediendo. La cuestión es que occidente, en su momento, tuvo mucha prisa por meterse en esa guerra a distancia y, ahora, no sabía como salir de ese avispero incontrolable. Poco importan los millones de euros enterrados allí y, lo que es peor, haber dado esperanzas de libertad y democracia a una población que ahora se ve condenada a regresar a la Edad Media y, eso, quienes consigan sobrevivir a las represalias de los islamistas.

Un final que estaba más que cantado