Terapia experimental y sin aval científico, a ver si hay suerte

|

Cuando la justicia tiene que resolver conflictos médicos pasan cosas como que se obligue a un hospital a permitir que a uno de sus pacientes se le aplique un tratamiento experimental que no tiene aval científico alguno. A todos los efectos, la conocida como ozonoterapia puede resultar tan eficaz para curar el coronavirus como restregar un calabacín por el cuerpo del enfermo. Pero el juez ha considerado el derecho a probar terapias alternativas dado que las aplicadas hasta el momento no han tenido efecto positivo. Así que con esta sentencia quizá se esté abriendo la veda para todo tipo de pseudocientíficos que quieran hacer negocio con ideas peregrinas a las que se aferran los que buscan cualquier opción para salvar la vida de sus seres queridos. FOTO: Una enfermera atiende a un paciente covid en la UCI | efe

Terapia experimental y sin aval científico, a ver si hay suerte