El campeón sigue fuerte

El argentino fue fundamental con sus dianas | lavandeira jr (efe)
|

CELTA 1 - 2 ATLÉTICO


El Atlético de Madrid inició la defensa del título con un convincente triunfo ante el Celta de Vigo (2-1), resuelto con un doblete del argentino Ángel Correa, que pudo neutralizar Iago Aspas (autor del tanto celeste) en la recta final pero falló, a puerta vacía, después de driblar a Oblak.

Tras un primer tiempo de control rojiblanco, el equipo gallego dominó en la reanudación pero sucumbió ante la pegada rojiblanca. Los celestes apretaron hasta el final, pero los de Simeone supieron sufrir para sumar el primer triunfo del curso. Los colchoneros fueron fieles a su estilo frente a un cuadro vigués que aspira a acabar en puestos europeos pero que ayer sufrió su primera decepción.

Con una fuerte presión, los celestes ahogaron a su rival en el inicio. No le importó al Atlético, que apenas sufrió en la primera mitad.



Gran remate


Y marcó en su primera aproximación, después de una carrera de Lemar hasta el borde del área, donde conectó con Correa: con un fabuloso remate puso el balón cerca de la escuadra.

Con el 0-1 se llegaba al descanso. Los de Coudet tenían toda la segunda parte para intentar dar la vuelta al partido, pero sabiendo que el Atlético no iba a dejar demasiados espacios.

Igualó el Celta en el inicio del segundo tiempo desde el punto de penalti, después de que Munuera Montero señalara pena máxima tras revisar la mano de Marcos Llorente en el VAR. Aspas engañó a Oblak.

De esta manera, el de Moaña consiguió su primer tanto de la temporada, en la que su acierto será fundamental para que el conjunto olívico pueda conseguir sus objetivos.



Nuevo zarpazo


Pero la alegría le duró poco a los gallegos. Otro zarpazo de Correa, esta vez con un tiro cruzado, desequilibró de nuevo el duelo.

Se lanzó el equipo vigués a por el empate, y lo tuvo Aspas en la recta final. El internacional erró a puerta vacía, después de driblar a Oblak.

De esta manera, el Atlético sumó sus primeros puntos, dando muestras de la solidez que le caracteriza desde la llegada de Diego Pablo Simeone al banquillo.

Antes del encuentro, se homenajeó a los medallistas olímpicos Nico Rodríguez, Ana Peleteiro y Teresa Portela, a los que el presidente del Celta, Carlos Mouriño, entregó una camiseta. A continuación realizaron el saque de honor.

El campeón sigue fuerte