Los centros comerciales son el paraíso de los refugiados climáticos

|

En estas tierras, en las que fácilmente puede pasar una semana sin que podamos soltar el paraguas, sabemos lo que es recurrir al centro comercial como alternativa para echar la tarde sin volver a casa como una sopa. En otros puntos de España ahora muchos están descubriendo las posibilidades que ofrecen las grandes superficies como refugio climático. Especialmente, cuando quedarse en la vivienda de cada uno no es una opción y salir bajo el sol es poco menos que un suicidio. Estos paraísos con aire acondicionado, amplitud y zonas de descanso son la mejor –casi la única– opción para un buen número de personas. Algunos alargan la compra durante horas y otros, directamente, ven el fresco del centro comercial como un servicio público. FOTO: La temperatura no anima a estar en la calle | fef

Los centros comerciales son el paraíso de los refugiados climáticos