El Palacio de la Ópera encara el final de año con el regreso de la Sinfónica

Las instalaciones cuentan con un plan de contingencia frente al covid | AEC
|

El Palacio de la Ópera se prepara para un último semestre cargado de programación al que se suma la vuelta de la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG). El edificio está preparado para encarar el final de año con todos los espectáculos que tuvieron que ser cancelados por la pandemia, además de por la intensa actividad que trae consigo la OSG que vuelve a la que ha sido siempre su casa. El Palacio está preparado para albergar la intensa actividad cultural que ofrecerá en los próximos meses.

Por una parte, cuenta con un ambicioso plan de contingencias que cubre todos los aspectos referidos a las normativas higiénico-sanitarias para la prevención del covid y, además, se resolvieron los aspectos técnicos referidos al mantenimiento del edificio, como recoge el informe -con fecha de abril de este mismo año- relativo a la subsanación de deficiencias en el Palacio de la Ópera que la concesionaria encargó a la empresa Eptisa, la misma que contrató el Ayuntamiento de A Coruña para auditar las instalaciones en febrero de 2017.

El documento de 2021 concluye que se subsanaron todas las deficiencias de conservación y el mantenimiento del edificio de las que se daba cuenta en el informe de la empresa en 2017.

En relación al problema de las humedades que afectan al edificio, Eptisa concluye: “Quedan pendientes de acometer obras importantes –que no se pueden englobar dentro de las labores propias del mantenimiento– que no se ejecutaron, como por ejemplo las humedades existentes en el interior del edificio localizadas bajo la cubierta, cuya reparación solo deberían acometer una vez sean subsanadas las causas que la provocan y que no es otra que las filtraciones de agua a través de la cubierta por las deficiencias existentes en la misma”. Aun así, desde el Palacio de la Ópera se realizan continuas tareas de mantenimiento interno para tapar estas humedades, hasta que se solucione su origen.



Cambios


Desde 2017 también hubo cambios en el auditorio principal, como son la renovación de todas las butacas, los cambios en el sistema de iluminación y la reforma integral de suelos y paredes.

Asimismo, desde hace cuatro años se está desarrollando un proyecto para la mejora del sistema de ventilación con el fin de mitigar por completo el gas radón en el interior, cuyas filtraciones se miden periódicamente y, según los estudios realizados por el Laboratorio de Análisis de Radiaciones (RAR) de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), se han encontrado siempre en niveles permitidos. Otro de los cambios importantes tiene que ver con el sistema de climatización del Palacio de la Ópera, que fue cambiado hace unos meses

En los últimos se realizó una puesta a punto del edificio, desde la elevación de las barandillas de las escaleras, hasta la instalación de un sistema de control en las puertas de acceso a los camerinos o la implementación de un nuevo sistema de alarmas, pasando por la limpieza integral de la fachada, que se ejecutó en 2019.

Los últimos trabajos de acondicionamiento fueron en los camerinos, que estarán preparados para los próximos espectáculos que acoja el Palacio de la Ópera.

El Palacio de la Ópera encara el final de año con el regreso de la Sinfónica