El área sanitaria sigue sumando casos pero se ralentiza el ritmo de contagios

|

Los números en el área sanitaria siguen empeorando, si bien el ritmo de contagios se ralentiza, de acuerdo con la última actualización del Servicio Galego de Saúde. En cualquier caso, la semana se cerró con más de 2.000 nuevos, por encima de los 1.868 anotados la anterior, computados el día 1.

El sábado, tras realizar 2.573 test, se detectaron 302 infecciones, una cifra inferior a la del viernes pero aún alta al superar el 11% de positividad, más del doble del 5% que señala la OMS para considerar controlado el covid-19.

También elevado ha sido el dato de altas (249), lo que hace que se sumen casos activos (+45), que pasan de 4.526 a 4.571.



Hospitalización


En cuanto a la situación hospitalaria, aumenta los ingresados tanto en críticos (+1) como en camas convencionales (+7). Así, en este momento son 91 los hospitalizados, de los que 17 permanecen en la UCI. El grueso de estos enfermos se encuentra en el Chuac, donde atienden a 82 (65 en planta y 17 en críticos) mientras que son dos los ingeresados en el Modelo-Belén, cuatro en el Quirón y tres en el Virxe da Xunqueira de Cee.

La incidencia acumulada (número de casos por cada 100.000 habitantes) se reduce en la ciudad, aunque sigue siendo la capital más afectada de la comunidad, y en los municipios más cercanos, pero aumenta en Abegondo, Arteixo, Carral, Sada y Betanzos.

A Coruña registró 1.992 contagios en las últimas dos semanas y 1.006 en estos siete días, con lo que el índice a una semana es la mitad que a dos, donde todavía supera los 800 casos de IA (804,51) según la información actualizada del Servizo Galego de Saúde.

En el área metropolitana, el peor dato lo anota Sada, donde se superan los 884. Con más de 700 aparecen Arteixo (745,31), Culleredo (775,62) y Oleiros (700,72).

La relación la completan Cambre, que aunque se reduce respecto a los días anteriores se sitúa por encima de seiscientos (630,20); Betanzos, que sigue en ascenso y alcanza los 612,79 de incidencia; Oza-Cesuras (669,19); Miño (589,45); Abegondo (426); Bergondo (330,28) y Carral (280,90).



Números


Desde el inicio de la emergencia sanitaria, hace casi diecisiete meses, en el área de A Coruña-Cee se detectaron 38.702 casos de coronavirus, se concedieron 33.521 altas y se confirmaron 610 muertes, mientras que las infecciones activas ascienden a 4.571.

La aparición de la variante Delta del coronavirus en las aguas residuales coruñesas ascendió durante la tercera semana del pasado mes de julio hasta el 76%.

Así se aprecia en los datos del equipo “Covibens” de la EDAR de Bens, que muestran que en el periodo comprendido entre el 19 y el 23 de julio la variante Delta aparecía con una frecuencia del 76%. 

El área sanitaria sigue sumando casos pero se ralentiza el ritmo de contagios