Los armadores, petroleros y vapores con relación con la ciudad coruñesa

El buque “Juan de Garay”, en la década de los años 50-60 del siglo XX, que contaba con pasaje para América
|

En esta ocasión, continuamos con el listado de los comerciantes y los hitos marítimos relacionados con la ciudad de A Coruña, para finalizar este trabajo extenso.



Pujana y Rivera


Juan Francisco Pujana fue comerciante y propietario del bergantín “La Hermosa Rita” y de la goleta “San Antonio”, adquirida en una subasta llevada a efecto por el Real Consulado del Mar de A Coruña, que era propiedad de Pedro de Vera.

Por su parte, Salvador Rivera era un comerciante, asentado en la ciudad herculina, que llevaba a cabo negocios con el bergantín “San Juan” entre los años 1816 y 1820.



Romeo, Ventura y de Vera


Francisco Romeo fue un comerciante coruñés de origen catalán, tal y como aparece en el censo del año 1805. En 1816 compra, en Burdeos, el bergantín “Josefina” y lo rebautiza como “El Mulato Herculino”.


En 2010, Valiña botaba el petrolero “Monte Anaga”, el primer buque creado en la urbe desde cinco
años antes 


Por otro lado, Juan Francisco Ventura Galcerán y José Rojo de los Ríos fundaron una sociedad cuya actividad mercante se apoyaba en una flota de barcos de su propiedad, contando con los quechemarines “Amante Coruñés” y “Santa Clara”, así como el bergantín “Nuestra Señora del Carmen” de 160 toneladas. Prestaban servicios en los Correos Marítimos con el número siete, a finales del siglo XVIII.

Pedro de Vera, asentista y naviero coruñés, fue el propietario de los bergantines “Félix” y “Hermosa Rita” así como de las goletas “San Vicente Ferrer” y “San Antonio”.



Menéndez y Eusebio da Guarda


Juan Menéndez fue uno de los armadores más significativos del siglo XIX, poseía numerosos barcos que hacían la travesía de A Coruña a Cuba y otros puntos de la costa americana entre 1837 y 1852. Contaba con nueve bergantines, seis corbetas y cuatro fragatas, además de representar a otras compañías de navegación.

Eusebio de Guarda fue armador desde 1852 a 1897, año en que fallece. Sus barcos hacen la travesía de A Coruña a Cuba y Buenos Aires, principalmente, con las fragatas “Modesta” y “Perla”, así como la corbeta “Segunda Perla”, esta última fue vendida a otro comerciante. Además fue consignatario de otras compañías trasatlánticas, entre ellas Vapores Correos de A. López y Cía. (Más tarde Cía. Trasatlántica) y de otras navieras extranjeras.



Petrolero


Ya en tiempos recientes, en los Astilleros de José Valiña, el 26 de marzo de 2010, se botaba el petrolero “Monte Anaga”, se trataba del primer buque que se hacía en la ciudad desde el año 2005, desde que esta misma empresa había entregado el pesquero “Franca Monte”. 


Multitud de compañías trasatlánticas incluyeron A Coruña en sus rutas, que recorrían medio mundo 


Dicho petrolero era el proyecto 220, siendo esta la única sociedad naval de A Coruña dedicada a la construcción de barcos y encargado por la empresa Ondimar Transportes Marítimos. Constaba de diez tanques de carga con capacidad para 4.200 metros cúbicos de hidrocarburos, para la empresa Cepsa, y tenía 86,16 metros de eslora, por quince de manga, siete de calado, además de 2.637 toneladas de registro bruto. Era de doble casco y doble fondo, pabellón bandera de Madeira.



Compañías trasatlánticas


Más atrás en el tiempo, la Compañía del Pacífico arribaba sus barcos a A Coruña, del tipo vapores, con destino final La Habana. Erab el “Orduña”, “Oropesa”, “Orbita”, “Oroya”, “Orcaza” y “Orita”.

La Lloyd Real Holandesa hacía qye sus vapores recorriesen la travesía de A Coruña, Las Palmas, Pernambuco, Bahía, Río de Janeiro, Santos, Montevideo y Buenos Aires. Sus barcos eran el “Zeelandia”, “Okania” y “Flandaía”.

Por su parte, la Compañía Hamburguesa hacía la travesía a Río de Janeiro, Santos, Montevideo y Buenos Aires, con los vapores “Cap Norte”, “Wuettemberg”, “Cap Polonio”, “Monte Sarmiento”, “Bayern” y “Antonio Delfino”.

La Holland American Line hacía travesías de A Coruña, La Habana, Veracruz, Tampico y Nueva Orleáns, con sus vapores “Edaan”, “Lerdan” y “Maasdam”.

La Ybarra y Cía recorría la travesía entre A Coruña, Gijón, Santander y Bilbao, pero también disponía de otra línea por el sur de la península, cuya ruta llegaba hasta Barcelona y los puertos franceses de Cette y Marsella.

La Sud Atlántica y Chargeurs Reunis hacía sus travesías a puertos del Brasil, Montevideo y Buenos Aires con los vapores “Jamaique”, “Aurigne” y “Lípari”.

Los vapores “Almanzora”, “Arlanza”, “Asturias” y “Alcántara”, de la Mala Real Inglesa, recorrían la ruta de A Coruña, Bahía, Río de Janeiro, Montevideo y Buenos Aires, con conexiones a los puertos británicos.

La Cie Gle Trasatlántique hacía A Coruña, La Habana y Veracruz, con sus buques, “Méxique” (antes “Lefayette”) ,“Espagne” y “Cuba”.

Lloyd Norte Alemán recorría la travesía de A Coruña, Río de Janeiro, Santos, Montevideo y Buenos Aires, con los barcos “Sierra Ventana”, “Madrid”, “Sierra Morena”, “Werra”, “Sierra Córdoba” y Weser”.

No muchos años después comenzaba a operar la compañía Lompart & Holt Line, que mantenía una ruta con escalas en A Coruña, Montevideo, Río de Janeiro y Buenos Aires, por medio del vapor “Holbein”. En la misma época iniciaba sus operaciones navieras la compañía Transmediterránea, en servicio, de cabotaje, cubriendo tres líneas: A Coruña y asajes, en el Norte; la segunda en el Mediterráneo hasta Barcelona; y la tercera, a las islas Canarias. 

Los armadores, petroleros y vapores con relación con la ciudad coruñesa