Lo difícil que es ser opositor

|

Daniel Ortega vuelve a ser el presidente de Nicaragua, pero esta vez no llegó al poder por las armas, lo hizo a través de las urnas. Sin embargo, parece que este punto democrático no le ha gustado demasiado al exguerrillero, que sigue empeñado en llenar las cárceles con todos aquellos que se decidan a plantarle cara en unos comicios. La última ha sido la candidata de la Alianza Ciudadanos por la Libertad a la Vicepresidencia, Berenice Quezada, que, además, fue Miss Nicaragua en 2017. Está acusada de realizar actos que fomentan e incitan al odio. Es lo que tiene intentar enfrentarse democráticamente a Ortega. FOTO: Berenice Quezada | aec

Lo difícil que es ser opositor