Divorciarse sin verse las caras

|

En Portugal tienen claro que cuando se pasa del amor al odio lo mejor es no verse las caras ni para firmar los papeles del divorcio. Así que desde mediados de noviembre las rupturas matrimoniales podrán certificarse por videoconferencia. Lo único malo, eso sí, es que para que el trámite pueda hacerse por esta vía telemática ambas partes tendrán que estar de acuerdo en los términos. Vamos, que los que quieran pelearse por el apartamento de la playa o por la custodia del gato tendrá que seguir haciéndolo frente a frente Las broncas en pantalla quedan para los programas de la tele. FOTO: Los divorcios se modernizan | aec

Divorciarse sin verse las caras