El mejor Carreño y el peor Djokovic

Pablo Carreño, tras ganarle a Djokovic | efe
|

De aquel Djokovic que soñaba con ganarle a Nadal y se dedicaba a hacer parodias de sus gestos no teníamos claro si era un tipo simpático o un mal perdedor, pero con el paso de los años se ha encargado de disipar las dudas. Ante Pablo Carreño y con la medalla de bronce en juego se desquició, tiró una raqueta a la grada y destrozó otra contra la red, mostró su peor versión, la del tipo rabioso que lejos de provocar empatía, repele. La pena es que se hable más de la caída (del pedestal) del favorito y no del espectacular partido de Carreño. ¡Qué medalla tan merecida!

El mejor Carreño y el peor Djokovic