El senador Miguel Lorenzo pide garantías jurídicas para Rolando Figueroa, el abogado venezolano residente en A Coruña

El senador, en el exterior de la cárcel de Teixeiro/Cedida
|

Miguel Lorenzo, senador del Partido Popular por la provincia de A Coruña, lanza una alerta al Gobierno español para resolver la situación en la que se encuentra el abogado venezolano Rolando Figueroa, casado con una coruñesa, padre de dos hijos y residente en la ciudad, que se encuentra encarcelado desde hace poco más de un mes en la prisión de Teixeiro a la espera de ser extraditado a su país sin que haya sido juzgado por cometer delito alguno. Esta mañana se hizo público que será trasladado desde Teixeiro hasta Madrid.


El senador, que además comparte profesión con Figueroa, acudió a la cárcel de Teixeiro para interesarse por su situación, transmitirle su apoyo y ponerse a su disposición para intentar abrir algún tipo de solución que evite su extradición. “Le encontré en una situación difícil, obviamente, pero también esperanzado porque desde España podamos encontrar algún tipo de solución para ofrecer unas garantías jurídicas porque en el supuesto de que se confirme su traslado a Venezuela serían más dudosas”, explica Lorenzo.


Rolando Figueroa reside en A Coruña desde hace cuatro años. En Venezuela trabajaba como abogado y dispone de la titulación que le habilita para ejercer su profesión en España. También había iniciado antes de todo este proceso los trámites para obtener la nacionalidad.


Su detención tiene que ver con un presunto delito de estafa cometido hace diez años en Venezuela del que nunca se aportaron pruebas y del que nunca tuvo noticia durante los 6 años que residió allí antes de exiliarse. El proceso judicial contra él se activó en 2018, cuando ya estaba afincado en A Coruña. “El Gobierno español debería responder a su solicitud de asilo y nacionalización y evitar que se le extradite porque no hay que olvidar que Venezuela es un país condenado por Naciones Unidas por no respetar los derechos humanos. No parece que haya garantías de que se vayan a respetar sus derechos fundamentales y que, llegado el caso, sea objeto de un juicio justo a cargo de un tribunal independiente”, reflexiona el senador Miguel Lorenzo.


Figueroa decidió exiliarse hace cinco años y es integrante de Voluntad Popular, un grupo opositor del régimen venezolano. Sobre varios de sus integrantes hay alguna petición de extradición más por la presunta comisión de delitos comunes. “Las autoridades españolas deberían de entrar al detalle en cada uno de estas solicitudes”, reclama Miguel Lorenzo. “Es una cuestión de humanidad que excede a los colores políticos y las ideologías y es así como deberíamos enfocarlo”, recalca el senador.

El senador Miguel Lorenzo pide garantías jurídicas para Rolando Figueroa, el abogado venezolano residente en A Coruña