El Depor afronta su enésima revolución en la plantilla

El portero Ian Mackay es uno de los doce fichajes del Depor hasta ahora | javier alborés
|

“Continuidad” es un término desconocido —casi prohibido— en el Deportivo durante las últimas temporadas. El club ha sufrido cambios constantes en la presidencia, el banquillo y la plantilla, iniciando un proyecto nuevo casi cada verano. Este, para no ser menos, la entidad blanquiazul ha optado por un nuevo giro en la estructura deportiva con el nombramiento de Carlos Rosende como secretario técnico, Borja Jiménez de técnico y un lavado de cara prácticamente total en el plantel que competirá en la Primera RFEF durante la liga 2021-22.


Una docena de fichajes lleva hasta el momento el Depor y se esperan hasta cuatro refuerzos más antes de que arranque el curso.


Las contrataciones de la escuadra coruñesa hasta ahora son el portero Ian Mackay; los centrales Adrián Lapeña, Pablo Trigueros y Jaime Sánchez; el lateral derecho Alberto Benito; los mediocampistas Rafa de Vicente y Josep Calavera; los mediocampistas ofensivos Juan Carlos Menudo y Juergen Elitim; los extremos William de Camargo y Diego Aguirre; y el delantero Alberto Quiles.


Un elevado número de caras nuevas que, sin embargo, se ha convertido en algo habitual en A Coruña en las últimas campañas.


Once el pasado curso

Sin ir más lejos, el pasado curso, el Depor efectuó otra renovación importante en la plantilla, con motivo del descenso a la Segunda B.


Se marcharon muchos jugadores que compitieron en la categoría de plata para adaptar el equipo a la tercera competición nacional.


Once fichajes llevó a cabo la dirección deportiva, que en aquel momento estaba liderada por Richard Barral, para intentar armar un plantel que pudiera pelear por regresar a Segunda División.


Hubo una renovación total en la portería, con la llegada de Carlos Abad y Lucho García —ninguno de los dos sigue esta temporada—, y el club incorporó, además, a los centrales Borja Granero y Derik Osede; el lateral izquierdo Héctor Hernández; los mediocampistas Celso Borges, Nacho González y Uche Agbo (había jugado cedido en el equipo herculino desde enero de 2020, pero en septiembre rescindió su contrato con el Standard Lieja para fichar con el Depor); el extremo José Alonso Lara; y los delanteros Rui Costa y Miku.

Once futbolistas de nueva adquisición, sin tener en cuenta los jugadores que regresaron de cesión, como Borja Galán o Diego Rolan, o los que subieron desde el Fabril, como Jorge Valín o Yago Gandoy.


Más movimientos aún se produjeron en el verano de 2019, en la segunda campaña de Carmelo del Pozo al frente de la dirección deportiva.


El Depor acababa de quedarse a un gol de regresar a Primera División (con esa derrota en Son Moix ante el Mallorca por 3-0 en la vuelta de la final del playoff de ascenso), lo que provocó la marcha de futbolistas importantes como Pablo Marí o Domingos Duarte y la enésima transformación de la plantilla.


Aquel curso 2019-20, la entidad fichó a trece futbolistas en verano: el portero Koke Vegas; los centrales Francisco Montero y Vasilis Lampropoulos; los laterales izquierdos Salva Luiz y Luis Ruiz; el todoterreno Peru Nolaskoain; los mediocampistas Gaku Shibasaki y Ager Aketxe; los extremos Víctor Mollejo y Sasa Jovanovic; y los delanteros Mamadou Koné, Samuele Longo y Beto da Silva. Plantilla con la que se bajó a Segunda B.

El Depor afronta su enésima revolución en la plantilla