Queda reina para mucho rato

Isabel II | aec
|

El príncipe Carlos debe estar más que deprimido. En el fondo sabe que nunca reinará y no solo por su pasado sino porque, a este paso, no va a sobrevivir a su madre. La reina Isabel II ha demostrado que ya tiene superada la muerte de su marido y, a sus 95 años ha decidido ponerse unas gafas de sol y coger su coche para darse una vuelta por una de sus fincas. Aunque ha reducido su agenda en parte, la monarca sigue cumpliendo a rajatabla con sus compromisos oficiales, la mayoría de ellos desde el Castillo de Windsor, que ha convertido en su lugar de residencia habitual. Lo dicho, genio y figura.

Queda reina para mucho rato