Un choque entre dos coches en Los Rosales se salda con un herido

Varios servicios de emergencia acudieron al siniestro en Los Rosales | quintana
|

La tranquilidad propia de una tarde de domingo en el barrio residencial de Los Rosales se truncó cuando se produjo una fuerte colisión en el cruce de la avenida de Emilio González López con Manuel Azaña. El suceso, que se produjo a las cinco menos veinte de la tarde, se saldó con un herido, aunque de carácter leve, y obligó a cortar una de las vías al tráfico durante menos de una hora.

El ruido del choque provocó que docenas de vecinos se asomaran a la calle, así que la alarma se dio enseguida. Los agentes de la Unidad de Atestados determinaron que el choque frontolateral se produjo cuando uno de los vehículos no respetó la preferencia del que se encontraba en la rotonda y entró en ella. El golpe fue tan fuerte que saltaron los airbags de uno de los vehículos, quedando el ocupante inmovilizado en su interior.

Al lugar acudieron inmediatamente agentes de la Policía Local, así como una ambulancia de Cruz Roja. En un principio, parecía que ninguno de los dos implicados, un hombre y y una mujer, pero el hombre atrapado en su vehículo se quejaba de fuertes dolores en la espalda y el cuello, así que se solicitó la asistencia de los bomberos para que lo extrajeran del habitáculo.


En camilla


En un principio, aunque al saltar los airbags, las puertas se habían bloqueado, la carrocería no se había deformado a consecuencia del impacto, así que los bomberos no tuvieron que hacer uso de ninguna de las herramientas que utilizan para excarcelar. Sí fue necesario, en cambio, inmovilizar a la víctima, un hombre de avanzada edad y sacarlo en camilla del vehículo, por el maletero para luego entregarlo a los sanitarios de Cruz Roja, que lo trasladaron al Complejo Hospitalario Universitario, en donde recibió el alta horas después.

En cuanto a la otra conductora, fue atendida en el lugar de los hechos, también por un sanitario de Cruz Roja. Sin embargo, su estado era bueno, más allá de un poco de nerviosismo y no fue necesario su trasladado.

El operativo obligó a prácticamente cerrar a la circulación el cruce regulado por rotonda donde había tenido lugar el incidente, par que los bomberos pudieran baldear la calzada de todos los líquidos derramados que hacían peligrosa la circulación. La normalidad no regresó hasta cerca de las seis de la tarde.

Un choque entre dos coches en Los Rosales se salda con un herido