Un espectáculo televisivo rentable

|

Quienes viven del negocio del fútbol siempre quieren más. Y tienen que buscar nuevas formas de vender un deporte que en esencia no puede ser más que lo que lleva siendo desde el siglo XIX. Así que hay que cambiar el envoltorio. Y dejar de lado a la afición de toda la vida, que al fin y al cabo solo paga por ver a su equipo en el campo cada quince días, y apostar por el espectáculo televisivo –ahí es donde está el dinero– a nivel mundial. Rubiales quiere menos partidos y sedes internacionales que atraigan a millones de espectadores. Pero de momento a Tebas le vale con lo que gana, que seguro que no es poco. FOTO: Luis Rubiales | EP

Un espectáculo televisivo rentable