Rafaella Carrá sonó en Wembley

|

Pocas personas dan más sensación de alegría que Rafaella Carrá. Como si allá donde fuese llevase la fiesta –”qué fantástica esta fiesta”– consigo. Que en el estadio de Wembley sonasen anoche sus canciones durante el calentamiento de las selecciones de fútbol de Italia y España fue la mejor manera de hacer de la semifinal de la Eurocopa una auténtica celebración. Y un merecido homenaje a una artista que se amparó en la sonrisa para hacer frente a la censura, ayudar a la liberación de las mujeres y dar visibilidad a la homosexualidad. Y todo con una naturalidad desbordante. FOTO: Rafaella Carrá, sonriente como siempre | efe

Rafaella Carrá sonó en Wembley