El Gobierno formaliza el contrato para la pasarela de Pedralonga

Recreación de la nueva pasarela elaborada por el Ministerio de Transportes
|

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) anunciaba ayer la formalización del contrato para las obras relativas a la pasarela de Pedralonga.


Dicho contrato tiene ligada una partida de 1,22 millones de euros para su ejecución. El Mitma apuntaba ayer que en los próximos días publicará el anuncio de la formalización en el Boletín Oficial del Estado (BOE).


El objetivo de la pasarela es el establecimiento de un itinerario peatonal que permita unir los dos núcleos que separa la avenida de Alfonso Molina, Pedralonga y Palavea.


La ausencia de un itinerario específico para el tránsito peatonal y la presencia de un enclave comercial a uno de los costados, sumado a los edificios de viviendas del entorno hacía que los vecinos denunciasen constantemente el peligro que suponía intentar cruzar y el aislamiento que suponía la carencia de itinerarios para peatones.


Esta infraestructura contará con financiación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, al priorizar la seguridad de usuario vulnerables en el ámbito de la red de carreteras.


La pasarela, por lo tanto, se ubicará al oeste de la carretera N-550 y permitirá cruzar por encima de la AC-11. La longitud de la infraestructura será de 49,61 metros y contará con un ancho útil de tres metros, además de barandillas laterales.


Según el proyecto aprobado por el ministerio, la pendiente máxima longitudinal es de 6%, cumpliendo la normativa vigente en materia de accesibilidad.


El tramo sobre la carretera cuenta con pilas y rampas laterales de hormigón y un vano central de 40 m de longitud, conformado mediante celosía metálica de cuatro metros de canto. Además, se prescindirá del apoyo en la mediana de la AC-11, con el fin de limitar la afección a las condiciones de seguridad de una carretera que soporta una fuerte carga de tráfico.


El recorrido peatonal se completa en el lado de Palavea con una rampa que solventa el desnivel con el aparcamiento del centro comercial, en la ubicación de la actual escalera peatonal.

El Gobierno formaliza el contrato para la pasarela de Pedralonga