Las rebajas despegan con poca fuerza mientras el sector espera la activación del Presco

Un comercio de la calle Real con el cartel de rebajas | javier alborés
|

La época de rebajas ha llegado este verano antes de tiempo pero parece que este adelanto no ha servido para que las ventas se disparen. La Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), espera que cojan buen ritmo en las próximas semanas y sirvan para dar salida a la mercancía antes de que se quede olvidada en el almacén.


El presidente de la entidad comercial, José Luis Boado, afirma tener la esperanza de que el periodo de descuentos arranque con mayor fuerza en unos días, ya que, tal y como asegura, “el tiempo inestable está haciendo que las ventas se retrasen”.


Rebajas anticipadas

Como es habitual, desde la FUCC animan a los coruñeses a comprar en el pequeño comercio, porque “si se compra en la zona donde se vine, se ayuda a revitalizar el propio barrio”.


Una vez más, dice Boado, las rebajas ya no son las que un día fueron. “Antes se esperaba a las rebajas para comprar, pero ahora ya no hay esas ganas”, considera. El hecho de que se hayan adelantado este año, cuando de forma habitual suelen comenzar el 1 de julio, es debido a que “si hay poca venta, se adelantan los descuentos para que no quede desfasado o anticuado el producto”, indica el presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa.


Aún así, el sector afronta con optimismo una campaña más necesaria que nunca para reactivar las ventas y superar la crisis derivada del coronavirus, con la confianza puesta en el proceso de vacunación. El día 25, la primera jornada de descuentos, se registraron algunas colas en las tiendas de la ciudad, aunque estas no volvieron a repetirse.


Además, la activación del Presco en septiembre es el objetivo primordial para el comercio de proximidad, por lo que estos meses son transitorios, aunque igual de importantes.

Las rebajas despegan con poca fuerza mientras el sector espera la activación del Presco