Ya nos preparamos para la derrota

Los jugadores celebran el primer gol | efe
|

Somos como somos. Por eso, de la goleada de la selección de fútbol a Eslovaquia nos quedamos con la cabezonería de Luis Enrique, con el fallo del penalti de Morata y con que, a pesar del resultado, nos falta mucho para ser los que una vez fuimos. Vamos, que en lugar de celebrar el triunfo ya estamos macerando la desilusión de la futura derrota contra Croacia en octavos. Menos mal que no tenemos que esperar mucho y mientras podemos entretenernos con Alemania o Portugal. Que se pasaron la última jornada entrando y saliendo del grupo de clasificados, pero se ve que nos gustan más.

Ya nos preparamos para la derrota