Parecen juguetes, pero no lo son

Un conductor de patinete, en paralelo con una moto | efe
|

Se venden casi con la categoría de juguete, pero los patinetes eléctricos que ya inundan las ciudades son un vehículo. Con el que, por ejemplo, se puede provocar un accidente. Así que, en previsión de los que vendrán, porque vendrán, la Fiscalía de Seguridad Vial reclama que los usuarios de patinetes tengan seguro y se sometan a controles de alcoholemia, como cualquier otro conductor. Si alguien estaba pensando en usarlo en lugar del coche para evitar una posible multa por embriaguez, de esas de después de una comida o de unas cañas de tarde, que se lo piense dos veces.

Parecen juguetes, pero no lo son