Investigan una banda de menores que hacen novillos para robar

Agentes del 092 de patrulla | patricia g. fraga
|

La Policía investiga la existencia de una banda de menores que hacen novillos y que podrían estar detrás de numerosos robos en trasteros y garajes de la ciudad. La primera pista se obtuvo gracias a los miembros de Agente Tutor, un equipo de la Policía Local que se encarga de velar por los menores, en una investigación de rutina: estaban tratando de averiguar por qué un estudiante de 15 años faltaba regularmente a clase. Al visitar su domicilio, descubrieron toda clase de objetos robados.

Todo ocurrió hace una semana. Fue entonces cuando los miembros de Agente Tutor recibieron una llamada de la Policía Nacional que solicitaban a sus compañeros municipales lograr la identificación de un chico, menor de edad y del que existían sospechas de su implicación en distintos robos con fuerza (allanamientos) cometidos en diferentes barrios.

Los agentes del 092 pusieron manos a la obra, para lo que contaban con un aliado de excepción: la madre del sospechoso que fue la primera en confirmar sus sospechas.

Resulta que su hijo guardaba en su habitación objetos de los que no tenía ni idea de dónde habían salido: varios teléfonos móviles y un montón de herramientas, incluso una soldadora eléctrica. Aquello extraño a sufrida madre, entre otras cosas, porque su hijo nunca había mostrado interés en el bricolaje y, además, no iba a clase, ni siquiera a la de manualidades.

Así que la progenitora dejo entrar a los agentes en su casa justo cuando el adolescente debía estar en el instituto. Arrinconado, el quinceañero reconoció ante su madre que se había dedicado a desvalijar garajes y trasteros. Después de aquello, los policías municipales decidieron alertar a la Nacional para que identifique al resto de los componentes de esta banda y la desarticule.

Investigan una banda de menores que hacen novillos para robar