La Xunta presenta su convenio para la intermodal y urge a que las otras partes hagan lo propio

Jóvenes usan la tarjeta Xente Nova en la estación de autobuses | Pedro Puig
|

La movilidad sostenible es uno de los mantras más socorridos de los políticos, sin importar el partido. Sin embargo, las grandes reformas que son necesarias para sustituir un modelo basado en el vehículo privado en otro en el que prime el transporte público resultan difícil de conseguir. El 25 de mayo se logró un avance cuando las tres administraciones implicadas en el desarrollo de la estación intermodal, Ministerio de Transportes, Ayuntamiento y Xunta firmaron el convenio marco de reparto de responsabilidad. Ayer, el Gobierno gallego dio otro paso al remitir el convenio específico para el aparcamiento y la sección de autobuses de la intermodal, con una inversión de 17,5 millones de euros.

Dicho convenio permite agilizar administrativamente la tramitación de estas obras consideradas imprescindibles, porque unifica en un único convenio no solo el aparcamiento y la estación de autobuses sino los elementos que la unen con la estación ferroviaria: un convenio, en vez de dos, como lo resumió la conselleira de Infraestruturas y Movilidade, Ethel Vázquez, que ayer visitaba la actual estación de buses, donde por el momento se sigue recibiendo el transporte público del área metropolitana, pero que a medio plazo se tendrá que reconvertir en un uso social, aún por determinar. 


El área coruñesa fue pionera en disponer de este sistema, con un éxito continuado



Hoy se celebra la comisión de seguimiento de la intermodal entre las administraciones implicadas, convocada precisamente por la Xunta, ocasión que aprovechó Vázquez para recordar que esperaban “axilidade por parte do concello da Coruña, e por parte de Adif sobre esta propuesta de convenio para que a cidade herculina se suba a intermodalidade canto antes”. En cuanto a las obras que son responsabilidad de la Xunta, la conselleira calcula que, si las otras dos partes cumplen, estarían en condiciones de licitar la estación de buses y el aparcamiento este mismo año. “Pero para iso é imprescindible asinar ese convenio, añadió


Presupuesto


Adif es el ente encargado de costear la parte ferroviaria de la intermodal, valoradas en 48,5 millones de euros, pero en total sumarán 80. El propio administrador ferroviario se comprometió, inmediatamente después de la rúbrica, a licitar el proyecto de pasarela peatonal que comunicará la avenida del Ferrocarril con la de A Sardiñeira.


La nueva estación contará con una superficie de 26.000 metros cuadrados que acogerán 18 dársenas y un edificio de viajeros de 1.291 metros cuadrados que se asentará sobre el aparcamiento con capacidad para 325 plazas, todavía pendiente de definir en un convenio que deberán suscribir Xunta y gobierno local. Vázquez recordó que A Coruña se halla a la cola en esta infraestructura.

La Xunta presenta su convenio para la intermodal y urge a que las otras partes hagan lo propio