España invertirá 130 millones en una plataforma inteligente de destinos en su apuesta por la digitalización

|

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha presentado este viernes en Benidorm una plataforma inteligente de destinos, en la que se invertirán un total de 130 millones de euros en un proyecto con el que España quiere situarse "a la vanguardia de los países turísticos por su apuesta por la digitalización de la experiencia turística y la integración del servicio".


Durante su intervención en el Digital Tourist 2021 la ministra aseguró que esta plataforma, recogida dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, busca que la digitalización y la inteligencia artificial se conviertan en la palanca para modernizar nuestro modelo turístico.


Durante su intervención, Maroto justificó que esta herramienta sitúa la tecnología en el centro de la política turística española. "En 2019, conectamos los destinos a través de la red DTI y en 2021 queremos ser más ambiciosos: conectar de forma digital los destinos con los turistas y a su vez, con las empresas, de tal forma que se genere un sistema de inteligencia turística único que nos sitúe a la vanguardia en competitividad turística", argumentó.


El objetivo de la plataforma será integrar, relacionar y combinar datos públicos y privados para generar más inteligencia competitiva y de negocio y así activar modelos de adecuación continua, interconectando y atendiendo las necesidades de todos los agentes de la cadena de valor turística: turistas, destinos y empresas.


Está prevista una duración de seis meses para su desarrollo y los primeros pasos serán el despliegue del módulo de autoevaluación de DTI, un piloto de georreferenciación y puesta en relación del conjunto de la oferta turística con los gestores de los destinos, así como la aprobación y despliegue del modelo de plataforma en un conjunto de destinos clave.

"La tecnología tiene que estar en el centro de la transformación de nuestros destinos", aseguró la ministra, argumentando que el proyecto es "una iniciativa a favor de la soberanía tecnológica y la competitividad del turismo español basada en la rentabilidad, la cohesión del sector y la generación de conocimiento".


PLATAFORMA INTELIGENTE DE DESTINOS
Esta herramienta generará un ecosistema digital basado en la interconexión que va a permitir incrementar el volumen de negocio, generar datos y conocimiento muy relevantes para el destino y para las empresas, y acelerar el proceso de transformación digital en todos los agentes del sector, como son los viajeros, los destinos y las empresas.


El viajero podrá interactuar a través de la plataforma con el destino y sus empresas, manteniendo la fidelidad con la oferta antes, durante y después del viaje por distintos canales, como las redes sociales, la web o las apps. La plataforma ofrecerá a los destinos herramientas para desplegar sus estrategias digitales.


Desde el punto de vista del destino, la plataforma responde a los principales desafíos que encuentran en su proceso de transformación continua. Desde la promoción en mercados, la información turística(oferta cultural y de actividades), la interacción con el turista durante su estancia (movilidad, residuos, seguridad, horarios y características de servicios, información sanitaria, etc.) hasta el comportamiento físico y digital del turista con análisis por temporadas turísticas, por segmentos o aplicando la inteligencia predictiva.


Por último, para las empresas, la plataforma acelera su proceso de digitalización de negocio, tanto en la vertiente comercial como de procesos de gestión, y fortalece la preparación técnica de los trabajadores.


También proporcionará herramientas para generar mejores propuestas de valor y su publicación en los mejores canales para su promoción. A eso se añade la inteligencia de negocio, que permite comparar su situación respecto a negocios similares en el destino y otros destinos competidores.


España invertirá 130 millones en una plataforma inteligente de destinos en su apuesta por la digitalización