Los arenales siguen la preparación para el inicio de la temporada estival

Un hombre pasea con su perro por el Paseo Marítimo ante las señales de prohibición de las playas | Pedro Puig
|

La temporada de baño y el verano están a la vuelta de la esquina y los arenales continúan los preparativos para empezar a acoger gente durante las semanas de más calor.

Así, después de allanar la superficie de la playa de Riazor, ayer regresaban a la arena las casetas de socorrismo, con el fin de estar preparadas cuando el próximo día 15 dé comienzo, de manera oficial, la temporada de baño del 2021.


Desde ayer y hasta el próximo 30 de septiembre no se podrá pasear con mascotas por las playas de la ciudad


Además, desde ayer, y hasta el próximo 30 de septiembre, no se permitirá el paseo de mascotas por ninguno de los arenales de la ciudad, tal y como se pone de manifiesto en la señalización de los accesos a estos recintos.



Retirada de la duna


Hace tan solo unos días, la semana pasada concretamente, comenzaron los trabajos de retirada de la duna de protección de la playa de Riazor, que marcaba el inicio de esta preparación para tiempos estivales.

Estas montañas de arena permiten que el oleaje afecte lo menos posible a la circulación del Paseo Marítimo, aunque se continúen viendo, muy de vez en cuando, imágenes de la arena arrastrada hasta los tramos peatonales del mismo.


Semáforos


Cabe recordar también que la semana pasada el Ayuntamiento confirmaba que tiene preparados también los semáforos para controlar los aforos, en caso de que sea necesario.

Este sistema, consistente en arcos en los puntos de acceso con un semáforo a su lado, permitían controlar, en tiempo real, la capacidad de los arenales para que los visitantes supieran si se podía acudir, permitiendo así que no se dieran imágenes de grandes congregaciones de gente en los arenales o en sus entradas.


La temporada de baño dará comienzo el próximo día 15 y el control de acceso, de ser necesario, se hará con semáforos


Este sistema permitía, además, ver el nivel de aforo desde cualquier punto, ya que el color del semáforo (verde si se podía entrar o rojo si la capacidad estaba al máximo) se podía observar desde la web del Ayuntamiento, que reunía en uno de sus apartados la capacidad de todas las playas de la ciudad.

El Gobierno municipal está a la espera de las normativas que se dicten en calidad de restricciones de aforo en lugares públicos y, en concreto, si se decretan alguna para los arenales de toda Galicia. 

Los arenales siguen la preparación para el inicio de la temporada estival