A Coruña se prepara para el regreso de los cruceros tras el permiso de España

Los coruñeses aprovecharon el sol para pasear por el Muelle de Trasatlánticos | Patricia G. Fraga
|

La Autoridad Portuaria de A Coruña inició las tareas de coordinación y habilitación de los medios necesarios para el atraque de cruceros turísticos en la ciudad con todas las garantías sanitarias, ante la aprobación por parte del Gobierno Central del regreso de los trasatlánticos internacionales a los puertos de toda España.


El último Boletín Oficial del Estado publicó la resolución de la Dirección General de la Marina Mercante que autoriza la reanudación del tráfico de cruceros a partir del día 7 de junio, ante la mejoría de la situación sanitaria del covid-19. Por ello, se activó todos los mecanismos que están previstos para propiciar las escalas en el Puerto de A Coruña.


Así, se constituirá la comisión de coordinación que se recoge en los protocolos establecidos desde Madrid con representación de los organismos involucrados en la atención al buque y los pasajeros, como son Sanidad Exterior, la Consellería de Sanidade, Capitanía Marítima, Corunna Cruise Terminal y los consignatarios y navieros, además de la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Consorcio de Turismo.


Durante el paso de los cruceristas, la Autoridad Portuaria promoverá las medidas necesarias para facilitar el distanciamiento de las personas y favorecer los controles sanitarios que pudieran ser precisos, o en su caso la gestión de cualquier incidencia a causa del covid-19.


Entre estas medidas se contemplan sistemas de información, sinaléctica y control de aforos, o habilitación de espacios aislados para efectuar controles o intervenciomnes ante eventuales situaciones por el covid-19.


El Puerto de A Coruña dejó de recibir cruceros en marzo de 2020, cuando se decretó el Estado de Alarma. No obstante, siguió trabajando con los operadores del sector y en coordinación con Puertos del Estado, que junto al Ministerio de Sanidad actualizó los protocolos y recomendaciones con la finalidad de garantizar la mayor seguridad, tanto en el propio buque como en las ciudades donde recalan los trasatlánticos, como es el caso de A Coruña.


Estas medidas incluyen controles y revisiones estrictas a pasajeros y tripulantes, sistemas de distanciamiento y creación de grupos cerrados de viajeros, incluso en las excursiones, así como espacios de tratamiento y aislamiento por si detecta algún positivo de covid, al objeto de evitar la propagación del covid-19.

A Coruña se prepara para el regreso de los cruceros tras el permiso de España