Mañana tenemos otra oportunidad para hacerlo bien

|

La Xunta ha anunciado el plan sanitario para Nochevieja y hay que decir que, para lo que nos merecemos, los responsables de decidir las medidas han sido bien benévolos. O nos quieren dar una última oportunidad de demostrar que somos capaces de hacer las cosas bien. Qué decepción se van a llevar. El caso es que, como en Nochebuena, nos recomiendan que no haya más de dos burbujas sentadas a la mesa para comer las uvas antes de volver a casa a la una y media de la madrugada. A ver si esta vez nos sale mejor. Eso sí, en previsión de que haya quien esté dispuesto a empezar la fiesta en cuanto acabe el toque de queda, a las seis de la mañana, la hostelería no podrá abrir hasta las once. Los churros de Año Nuevo en esta ocasión se toman a media mañana, casi como un brunch. Lo mismo empezamos una tradición, ahora que estamos estrenando aficiones y formas de relacionarnos. Y ya puestos, sería genial que no nos apelotonásemos en la cola de la churrería. Por variar. FOTO: los churros este año nuevo no se podrán comprar de regreso a casa después de una noche de fiesta | aec

Mañana tenemos otra oportunidad para hacerlo bien