La negociadora del Partido Popular

|

Entre Sánchez y Casado no hay química. Más bien todo lo contrario. Por eso no es de extrañar que ambas formaciones hayan dejado en manos del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y de su exhomóloga, Ana Pastor, las negociaciones para llegar a acuerdos que incorporar al decreto de la nueva normalidad. Y parece que esta técnica ha funcionado. Mientras Cs cada día se echa más en brazos del PSOE, al PP solo le queda la baza de bajar un poco el nivel de crispación para no verse arrinconado y nada mejor que la mano izquierda de Ana Pastor para conseguirlo. Casado está en buenas manos. FOTO: ana pastor | aec

La negociadora del Partido Popular