Los gallegos ya sabemos cuándo votamos

|

La verdad es que Feijóo lo tenía más o menos crudo o, lo que es lo mismo, la oposición muy fácil. Al final, el presidente gallego optó por convocar elecciones el 12 de julio y, de forma automática todos los partidos salieron a la palestra hablando de irresponsabilidad. Es de suponer que si no las hubiera convocado, la salida habría sido también automática y unánime, pero el argumento se habría cambiado por el de que Feijóo se está aprovechando de la pandemia para perpetuarse de un modo ilegal en el poder. La cuestión es que entre los expertos sanitarios existe más o menos el pensamiento coincidente de que el coronovirus estará más o menos controlado al inicio del verano por dos cuestiones fundamentales, la primera es que aún estarán vigentes las resistencias creadas por el larguísimo confinamiento al que estamos sometidos y, la segunda, los comicios tienen lugar antes de que se inicien los desplazamientos veraniegos, que, como se sabe, podrían facilitar el contagio entre regiones. Solo el tiempo nos dirá si Feijóo (y Urkullu, por supuesto), acierta o si, por el contrario, dentro de cincuenta y tantos días estamos de nuevo encerrados en nuestras casas. FOTO: Feijóo ya terminó de deshojar la margarita electoral | aec

Los gallegos ya sabemos cuándo votamos