La fórmula “de manera inminente” duró cinco meses

|

LA pseudopeletera Silvia Cameán, musa del sector pijo de la Marea, nasía pa’ganá, crece sin parar y está a piques de convertirse también en la inspiración para el sector perroflauta. Se podría pensar que se agranda como consecuencia del largo tiempo que pasa cerca de la renta social, que ella subtituló “una ferramenta para medrar”, pero no, es que cada día está más imbuida del espíritu de la xente do común. Ya ha asimilado por completo el concepto del tiempo de sus compañeros en el Gobierno local. Con el pago de las ayudas del bono taxi ha actuado como mandan los cánones, “de manera inminente”. Tan solo se ha retrasado cinco meses en empezar a pagarlas. La partida presupuestaria está aprobada desde febrero, los beneficiarios podían solicitarlas hasta el 2 de abril y ella ha esperado hasta junio para empezar a soltar el dinero. En mandatos municipales anteriores lo habitual era tener cerrado el proceso en febrero, para que se pudiese disfrutar del bono durante prácticamente todo el año, pero ahora... Menos mal que llegó la Marea para cambiar la decadente política municipal coruñesa. FOTO: cameán camina feliz por los pasillos de maría pita | aec

La fórmula “de manera inminente” duró cinco meses